LONDRES.- El fundador de WikiLeaks Julian Assange compareció brevemente el lunes en un tribunal británico, tratando de evitar su extradición a Estados Unidos donde está acusado de espionaje.

Assange y sus abogados denuncian que no se les ha dado suficiente tiempo para prepararse para el juicio, en que deberán hacer batalla contra fiscales estadounidenses que desean llevarlo a juicio por la publicación de miles de documentos confidenciales.

Te puede interesar

Assange, de 48 años, fue traído al tribunal de la Prisión Belmarsh en las afueras de Londres. Saludó al público, en su mayoría partidarios de él y entre los que estaba el músico MIA. Poco después alzó el puño en alto y fue llevado a una sala para reunirse con su abogada Gareth Peirce.

Peirce se quejó que las autoridades de la prisión le estaban haciendo difícil reunirse con Assange.

“Le hemos pedido a Belmarsh de todas las maneras posibles, es una violación de los derechos de un procesado”, dijo la abogada.

Assange se abstuvo de hacer comentarios políticos. Confirmó su nombre y fecha de nacimiento. En un momento dijo que no entendía todos los trámites en su contra en el Tribunal de Westminster.

Encara 18 cargos en Estados Unidos, incluyendo conspiración para infiltrarse en los sistemas de computación del Pentágono. Assange niega las acusaciones y dice que es periodista y que como tal está protegido por la Primera Enmienda.

FUENTE: AP/GREGORY KATZ

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas