¡Qué delicioso es el friíto cercano a la Navidad! Pero a muchos nos toma desprevenidos. Nos confiamos y nos resfriamos. Y una de las consecuencias más comunes de ese resfrío, es la ronquera o afonía.

La ronquera también puede presentarse por alergias, o sencillamente por gritar demasiado; como cuando vamos a un concierto o partido de nuestro equipo favorito.

Pero sea cual sea la razón por la cual te has quedado ronco, es importante aliviar ese malestar que lastima la garganta y afecta las cuerdas vocales. Para ello, los remedios naturales pueden ser una buena opción. A continuación, te decimos algunos de los más efectivos:

Miel. Sin duda este es el remedio natural más utilizado para la ronquera. Proporciona un alivio inmediato y además, suele no tener contraindicación alguna. Tomar una cucharadita basta para sentir mejoría.

Salvia. un té de hojas de salvia también alivia la afonía. ¿Cómo? Haciendo gárgaras. Para preparar el té, solo tienes que poner a hervir un litro de agua y agregar un puñado de hojas de salvia. Deja hervir por 5 minutos, tapa y deja reposar. Cuando esté frío, lo viertes en una taza, le echas una cucharada de miel y un chorro de vinagre de manzana. Revuelves bien y haces las gárgaras con esta mezcla. Debes realizar gárgaras con este mezcla durante al menos una semana.

Moras. El jugo de mora es muy recomendado para las personas que sufren de ronquera. Incluso se sugiere a quienes trabajan con su voz (maestros, oradores, cantantes, etc.) beberlo a diario, porque tiene un efecto curativo para las cuerdas vocales. Eso sí, no te lo tomes frío de la nevera. Si su sabor cuando está caliente o tibio te resulta desagradable, bébelo a temperatura ambiente.

Jengibre. Pela una raíz de jengibre y rállala finamente. Agrega una taza de agua hirviendo, una cucharada de miel y el jugo de medio limón. Este té te proporcionará alivio de inmediato, pero no debes beberlo más de tres veces al día.

Cebolla. Pica una cebolla entera, agrégale un litro de agua y déjalo hervir por 15 minutos. Cuela el agua, agrégale dos cucharadas de azúcar negro –o de miel- y bebe un vaso, una hora antes de dormir.

Si ninguno de estos remedios te proporciona alivio inmediato y con el paso del tiempo sigues sintiendo las molestias de la ronquera en tu garganta, debes visitar a un médico especialista para evitar afecciones mayores en la zona.

Información tomada del portal web Inspirulina.

FUENTE: INSPIRULINA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas