MIAMI.- El ritmo desacelerado de nuevos casos de coronavirus en Florida es achacado al cierre temporal de los centros de prueba, que reabren paulatinamente tras el paso amenazante del huracán Isaías. Pero también es cierto que la admisión de pacientes en hospitales comienza a disminuir, y ese podría ser el mejor síntoma.

Hoy Florida ocupa el segundo puesto de la nación, solo superado por California, al menos por ahora, con más de medio millón de contagios acumulados, desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo.

Te puede interesar

De cualquier manera, sean miles o sean menos, la autoridad estatal de Salud asegura que más del 60% de los nuevos casos no presentan síntomas, y por lo tanto no manifiestan las típicas complicaciones respiratorias que provocan el colapso de los hospitales.

Por ello la tercera edad ha dejado de ser el colectivo más afectado porque se cuida más. Usa mascarillas e incluso guantes desechables y apenas salen a la calle.

Ahora lo que importa es saber cuánto daño el virus hace, de dónde proviene el infectado y a quiénes contagia. De esta manera la autoridad sanitaria rastrea la “ruta” del virus y puede definir cómo contamina a unos y otros no.

Datos

En Miami-Dade, donde reportaron entre 2.560 y 3.037 antes del cierre temporal de los centros de prueba, la cifra de ingresos hospitalarios ha disminuido de 2.061 el jueves 30 de julio a 1.821 el jueves 6 de agosto, según reporte el informe de la red hospitalaria, divulgado por el alcalde condal Carlos Giménez.

Durante esos días, la cifra de respiradores disponibles, que fue la unidad de medida por excelencia de cuán mal estábamos antes, denota más de 700 unidades disponibles.

Respecto a cuidados intensivos (ICU), donde los pacientes luchan entre la vida y la muerte, el jueves 30 fueron reportados 548 pacientes y 912 camas existentes, lo que representó una ocupación de 60.08%.

Unos días antes, el lunes 27, cuando sólo existían 397 camas en ICU, la red hospitalaria reportó 564 pacientes, lo que supuso una ocupación de 142.06%.

Una semana después, la cifra de pacientes en ICU decrece a 489 y la existencia de camas aumenta a 1.000 unidades, lo que representa una ocupación de 48.9%, unos 10 puntos porcentuales menos.

Entretanto, tanto la autoridad condal como la administración de hospitales harán todo lo posible por evitar que las camas añadidas a las salas UCI permanezcan allí. Si no, la ocupación real en esos lugares de sumo cuidado volvería a escalar al 130%.

Cambios

La tasa recomendada por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) para establecer la llamada “nueva normalidad” es menos de 10% por 14 días, lo que no fue respetado por la mayoría de los estados ni las grandes ciudades, incluyendo Miami-Dade, cuando convocó la reapertura el pasado mes de mayo.

Hoy esa tasa reporta una cifra cercana al 18% en Miami-Dade, luego de haber reportado 28% hace apenas unos días. Pero según las autoridades estatales y condales se sumaban entonces los positivos “reincidentes”, o sea aquellos que volvían a dar positivos, y eso aumentaba el índice diario.

Cinco meses

Tras cinco meses de pandemia, altas y bajas, devaluación de la crisis e incluso negación, no son pocas las cosas que faltan por vencer.

Tanto las autoridades federales como la estatales, la condales y las municipales ansían terminar esta crisis para evitar otra mayor que atente contra la estabilidad económica de la familia y el país.

Y junto a ellos está la población, que probablemente ansía acabar con esto aún más.

Tal vez por ello miles de voluntarios responden al llamado de poner a prueba la esperada vacuna. Sobre todo en Miami-Dade, Broward y Palm Beach, donde se practica la fase 3 de Operation Warp Speed, que es el paso final para acelerar el desarrollo, la fabricación y la distribución de las vacunas COVID-19 para 2021.

"Si se quiere hacerlo lo más rápido posible, hay que hacer las prácticas en un lugar donde hay mucho contagio, como Miami-Dade”, argumentó el doctor Javier Santos, especialista en enfermedades respiratorias.

Y para subrayar la importancia de hacer las pruebas en Miami-Dade, el doctor Santos cree que “la variedad étnica existente (hispanos de diferentes orígenes, afroamericanos y anglos), así como jóvenes y ancianos, facilita el estudio de la vacuna y su efectividad”.

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas