Todavía recuerdo el revuelo mundial que se armó cuando el recién electo presidente de Francia, Emmanuel Macron, presentó a su esposa, Briggite Trogneux, quien le lleva 24 años y ya es abuela. Todo el mundo se escandalizó y yo lo que pensé fue: ¡bien por ti, chica, así se rompen los estereotipos!

Pensemos en que, si hubiese sido al revés, es decir, que el hombre fuera 24 años mayor que su esposa, no habría salido en la prensa y nadie hubiese hecho ningún comentario. ¿O alguien ha señalado que esa es la misma diferencia de edad que hay entre Donald y Melania Trump? Es un indicador del machismo, los prejuicios y la hipocresía que lamentablemente todavía nos afecta como sociedad.

Te puede interesar

Entonces, si eres una de esas mujeres que ha decidido vivir su amor con un hombre más joven contra viento y marea, quiero ofrecerte algunos consejos que te pueden ayudar a mantener esa relación que, como ya vimos, puede estar llena de obstáculos y desafíos.

Sabes que lo más probable es que te critiquen, así que prepárate: seguramente la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, tendrán una opinión sobre tu relación, y posiblemente no sea favorable. ¡Te van a decir todas las razones por las que tu relación puede fracasar! Así que escúchalos, sonríeles, no te desgastes en discusiones y no permitas que te sugestionen. Escucha a tu corazón.

Especial atención merecen tus hijos, si los tienes: su opinión sí es más importante, así que siéntate a hablar con ellos y explícales que es una relación como cualquier otra que está llena de compromiso, confianza y amor. Escúchalos atentamente y resuelve con amor sus inquietudes.

No bases la relación solo en lo sexual: las mujeres alcanzamos nuestro máximo potencial sexual alrededor de los 30-40, y los hombres a los 18 años. Por tanto, es posible que una relación de este tipo se apoye puramente en lo sexual. Si es así, la probabilidad de que se mantenga en el tiempo es más baja. Es importante que se lleven bien sexualmente, pero que también que consoliden su unión, compartan un proyecto en común, tengan valores y principios parecidos, y personalidades compatibles.

Habla del tema de ser padres: si él todavía no tiene hijos, y tú ya no estás en la capacidad de ser madre, puede ser un problema a futuro. Es un tema que hay que plantear y resolver desde el principio y si definitivamente es algo que él necesita, pueden ver qué otras opciones son viables, como la fertilización in vitro, la adopción, etc.

Y lo más importante, no permitas que los prejuicios determinen tu vida amorosa y vive y disfruta tu amor. Si quieres más consejos sobre las relaciones de pareja, no dejes de visitar mis redes sociales (@lauraposadalifecoach).

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario