Te puede interesar

Viajar desde La Habana hasta Guantánamo en uno de los nuevos vagones climatizados que comenzarán a prestar servicio en Cuba este mes costará 100 pesos (CUP), 95 hasta Santiago de Cuba y 80 hasta Holguín.

Son esos los precios de los pasajes para el nuevo servicio de trenes nacionales de pasajeros hechos públicos este lunes por el sitio oficial Cubadebate, que viajarán en días alternos desde la capital hasta Santiago de Cuba, Guantánamo y Bayamo-Manzanillo.

La medida, decidida en una resolución del ministerio de Finanzas y Precios, señala que estos precios son para "el servicio de trenes con los nuevos coches chinos" y recuerda que "son inferiores a los del servicio de Ómnibus Nacionales", si bien resultan altos para el salario medio de los cubanos, de unos 600 pesos.

El precio del pasaje varía si el viaje se produce en coche climatizado o en uno no climatizado. De este modo, por ejemplo, viajar hasta Las Tunas con aire acondicionado costará 70 pesos, y sin él, 55.

Los niños menores de cinco años no abonan el pasaje, siempre y cuando no ocupen asiento; mientras que los menores de 12 años reciben una bonificación de la mitad del precio del pasaje.

Con respecto a los bultos, este servicio considera equipaje acompañante los efectos personales de los pasajeros y los de su profesión u oficio; cada pasajero puede transportar un equipaje de mano y dos acompañantes, con el peso y medidas que disponga la Unión de Ferrocarriles de Cuba.

En vista de posibles incumplimientos, la resolución de Finanzas y Precios señala que las tarifas son aplicables solo cuando el servicio cumple con las condiciones fijadas; en caso de disminuir las prestaciones de calidad, la Unión de Ferrocarriles debe descontar el precio del pasaje.

En 2018, el MITRANS reconoció que solo dos tercios de los trenes nacionales salían en su horario y menos de la mitad logra completar su trayecto en el tiempo programado.

El ministro de Transporte Eduardo Rodríguez Dávila, anunció en junio que este tren cubrirá una de las rutas más extensas y demandadas que recorren la Isla, en un intento por resucitar un sistema de transporte casi extinto en Cuba, si bien hasta hace dos décadas era el principal medio de traslado de personas.

Mientras que en 1992 los trenes cubanos trasladaban 33 millones de pasajeros, en 2016 esa cifra había caído hasta los 7,8 millones, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

En la década de los años 2000, la Empresa de Ferrocarriles de Cuba hizo inversiones por 600 millones de dólares, e importó locomotoras desde China y vagones de segunda mano desde Irán, México y Alemania.

Las diversas tecnologías de esos donativos y la carencia de piezas de repuesto para ellos hizo que tuvieran una corta vida útil.

En 2015 se emprendió también la recuperación de las vías férreas, cuando la llamada línea central fue prácticamente reconstruida. Además, el Consejo de Ministros reformó la estructura administrativa del sector y creó un Sistema Ferroviario integrado por la Unión de Ferrocarriles de Cuba, la Administración de Transporte Ferroviario y la Policía Ferroviaria.

A mediados de 2017, se anunció que la Isla iba a comprar a Rusia 308 coches de pasajeros y 75 locomotoras de mediana o baja potencia. Pero hasta el momento solo han llegado algunos lotes de estas últimas y se espera que el resto siga ingresando al país hasta 2021.

También se anunció la modernización de las principales vías del sistema ferroviario cubano con la colaboración de Rusia, en un proyecto en el que se invertirán unos 1.054 millones de dólares hasta el año 2030, a cargo de la compañía estatal de ferrocarriles RZD Internacional.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas