El origen de voz de alarma sobre supuestos disparos dentro de un exclusivo centro comercial en Boca Ratón, al norte de Miami, que el pasado domingo desencadenó el pánico entre los clientes y el cierre de la instalación durante varias horas, sigue siendo una incógnita para las autoridades.

El equipo SWAT que intervino en el supuesto tiroteo no encontró evidencia alguna sobre disparos dentro del centro comercial y comunicó que “no había ningún tirador activo presente en el lugar”, según informó la agencia de noticias AP.

Te puede interesar

El jefe de policía de Boca Ratón, Dan Alexander, dijo que las autoridades realizaron una búsqueda exhaustiva pero no encontraron evidencia que corroboraran los informes iniciales sobre algún altercado con armas.

No obstante, explicó, los investigadores todavía estaban rastreando el video de vigilancia del centro comercial, buscando identificar la fuente de un aparente ruido fuerte que aterrorizó a los compradores que visitaban el lugar. Poco después de las nueve de la noche del domingo, tras más de seis horas de iniciada la alarma, las autoridades tuitearon: "Ya no existe amenaza" y que los empleados y los compradores podrían regresar para recuperar sus pertenencias y los vehículos que dejaron en parqueo, acordonado por la Policía.

Se cree que el origen de la alarma haya sido un ruido. “Se escuchó algún ruido. No hemos recuperado ningún casquillo ni municiones. Lo estamos reportando como un incidente sospechoso", dijo el jefe en una rueda de prensa.

Alexander también sostuvo que la policía había tuiteado la existencia de una posible persona herida de bala, de hecho resultó, una lesión traumática aparentemente “cuando un cliente se golpeó la cabeza con una puerta, cuando intentaba escapar presa del pánico”. El hombre estaba siendo tratado en un centro médico, dijo el jefe, y se negó a identificar a la persona o hablar más sobre sus heridas.

Algunos testigos publicaron videos en las redes sociales que mostraban lo que dijeron que eran autos que salían del centro comercial, cuando llegó la policía armada. Otras publicaciones en línea mostraron imágenes de personas corriendo a pie.Aunque muchos salieron del centro comercial inmediatamente al comenzar la falsa alarma por la tarde. Sin embargo, aún por la noche muchas personas esperaban a ser evacuados dentro de la instalación, dijo Alexander.

"Mucha gente ha estado esperando pacientemente para salir", sostuvo, sobre “aquellos que se refugiaron en el centro comercial hasta que la policía dio el visto por la noche”.

Alexander explicó que las autoridades todavía están tratando de determinar exactamente qué provocó la perturbación. Dijo que no se habían identificado sospechosos e instó a cualquier persona con información a llamar a una línea de información pública.Se llamó a agencias federales, del condado y de otras fuerzas del orden para que ayudaran en la búsqueda e investigación, dijo.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario