¿Qué hay detrás del gran interés de los gobiernos de España y México por tratar de sacar de manera desesperada de la embajada de México en Bolivia, al exministro del Gobierno de Evo Morales, Juan Ramón Quintana, un exfuncionario señalado de vínculos con el narcotráfico y de violar los derechos humanos, que permanece desde noviembre pasado en las instalaciones de la Embajada de México, país al que ha pedido asilo? Una respuesta que la autora Nitu Pérez Osuna, expone en este análisis que originalmente fue publicado en Panam Post.

MIAMI - En la embajada de México en Bolivia, se encuentran como refugiados una decena de miembros del Gobierno del expresidente Evo Morales. Entre ellos, el exministro Juan Ramón Quintana. El viernes 27 de diciembre, cuatro escoltas asignados a la embajada de España en La Paz, encapuchados, con armas y en vehículos diplomáticos, trataron de ingresar a la residencia de la embajadora de México sin autorización y con la presunta intención de liberar al exministro Quintana.

Te puede interesar

Los escoltas pertenecen al GEO, Grupo Especial de Operaciones de la policía española, y todo indica que se trató de una operación combinada entre los Gobiernos de España (Pedro Sánchez) y México (Andrés Manuel López Obrador).

Según el eurodiputado Hermann Tertsch, la motivación del Gobierno español es evitar que Juan Ramón Quintana —señalado de estar vinculado al narcotráfico y trasgresor de derechos humanos— revele información crucial sobre las cuantiosas sumas de dinero que recibió el partido Podemos por parte de Evo Morales y otros regímenes latinoamericanos de izquierda. Tertsch increpa a Sánchez vía twitter: “¿Es esto así Sánchez? El chantaje de Ramón Quintana es: si no me sacáis de la embajada de México en Bolivia, contaré toda la historia de la financiación ilegal de los líderes de Podemos desde los narco-gobiernos de izquierdas (Morales, Maduro, Díaz Canel…) en Iberoamérica”.

Hermann Tertsch on Twitter
Hermann Tertsch on Twitter

El diario español OKdiario reseña este 30 de diciembre: “El expresidente boliviano y delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, ha develado los nombres de los cargos claves de Podemos que fueron encargados de recibir el dinero. Señaló directamente a la que fuera la cúpula inicial del partido de Pablo Iglesias: Carolina Bescansa, encargada para Nicaragua; Juan Carlos Monedero, para Venezuela; e Íñigo Errejón, para Bolivia. Todos ellos, según Quiroga, habrían recibido dinero robado de Bolivia o Venezuela con el propósito de expandir el comunismo en diferentes países como España».

De comprobarse estas revelaciones, ¿sufriría un revés el cogobierno PSOE-Podemos que actualmente se gesta en España? Otro dato importante: Ramón Quintana manejaría información sobre el envío de cocaína desde El Chapare-Bolivia, a los carteles de la droga en México, lo cual afectaría directamente a López Obrador por su irrestricto apoyo a Evo Morales. De allí el interés de los Gobiernos de México y España en trabajar conjuntamente para liberar a Quintana.

El Ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, informó este lunes en su cuenta de twitter que el próximo 2 de enero viajarán a Bolivia los diputados del partido Vox, Víctor González Coelho y Hermann Tertsch, a quienes se les brindará toda la información sobre lo ocurrido.

La operación fallida de España y México para liberar a Juan Ramón Quintana revela: 1) el Foro de Sao Paulo está operando, abiertamente, también en España. 2) Podemos, sin llegar todavía al poder, utiliza las instituciones españolas para sus fines oscuros. 3) Urge la necesidad de una alianza internacional en lo político, diplomático y jurídico, para impedir que la vicepresidencia en España sea manejada por agentes comunistas, ligados al Foro de Sao Paulo, que tienen además conexiones importantes con el fundamentalismo islámico y que buscan avanzar en sus objetivos también en Europa.

Llama la atención que la dirigencia opositora venezolana nada diga sobre este atropello a la soberanía boliviana, el cual ha traído como consecuencia una acción coherente del nuevo gobierno: la expulsión de al menos tres funcionarios diplomáticos del país suramericano, la embajadora de México, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero y al cónsul español, Álvaro Fernández.

Recordemos que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, a través de un comunicado de su cancillería, anunció recientemente la incorporación de su país al Grupo de Lima para “contribuir a lograr una solución a la crisis en Venezuela”. Como afirma Diego Arria en su cuenta twitter: imperdonable sería que la dirigencia política dominante en la Asamblea Nacional no condene el intento de oficiales policiales españoles de ingresar encapuchados y armados a la embajada de México en Bolivia.

Así es… ¡Imperdonable!

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con que los padres en Florida puedan decidir si sus hijos asistirán o no a clases cuando se traten temas como la evolución humana, la educación sexual o la influencia del hombre en el cambio climático?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas