MIAMI.- Los nuevos casos de diabetes diagnosticada en Estados Unidos disminuyeron el 35% en 2017 desde su punto máximo en 2009 y después de 20 años de aumento, divulgaron este martes los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del país.

La autoridad sanitaria además subrayó que el número de personas que viven con diabetes diagnosticada en Estados Unidos se ha mantenido estable durante los últimos ocho años.

Te puede interesar

Al día de hoy hay más de 30 millones de estadounidenses viven con diabetes, y 1 de cada 4 no sabe que la padece, detallaron los CDC.

Los investigadores, sin embargo, señalaron que desconocen las causas de estas disminución, pero creen que obedece en parte a una mayor conciencia y énfasis en la prevención de la diabetes tipo 2, que representa el 95% de los casos.

También a cambios en la dieta y la actividad física, y a la evolución en las prácticas de diagnóstico y detección de la enfermedad.

"Los hallazgos sugieren que nuestro trabajo para detener la marea de la diabetes tipo 2 podría estar funcionando, pero aún nos queda mucho camino por recorrer", manifestó Ann Albright, directiva especialista en diabetes de los CDC.

En Estados Unidos, la cantidad de personas con diabetes diagnosticada y nuevos casos de diabetes se duplicó en la década de 1990 y durante la década de 2000, convirtiéndose en una de las amenazas de salud pública más preocupantes del país.

Sin embargo, los nuevos casos han disminuido de 1,7 millones en 2008 a 1,3 millones en 2017, precisaron los CDC.

"Debemos continuar con las intervenciones comprobadas y desplegar estrategias innovadoras si vamos a ver una disminución continua en la diabetes tipo 2 entre los estadounidenses", dijo Albright.

La diabetes puede provocar complicaciones de salud graves como enfermedades cardiacas, ceguera, insuficiencia renal y amputaciones de las extremidades inferiores de no controlarse a través del uso de medicamentos o insulina, una dieta balanceada y actividad física regular.

La cantidad de personas que viven con diabetes diagnosticada aumentó un 4,4% por año entre 1990 y 2009 hasta un máximo de 8,2 por 100 adultos, antes de estabilizarse a 8 por 100 adultos en 2017.

"Se observaron tendencias similares en todas las edades, grupos raciales y étnicos, sexos y niveles de educación", precisan los CDC.

Explicaron que las tendencias en los subgrupos de población sugieren que la disminución en los nuevos casos de diabetes puede haber sido impulsada principalmente por una reducción entre los adultos blancos no hispanos.

Los científicos de los CDC utilizaron bases de datos oficiales de 1980-2017 para observar las tendencias en la prevalencia y la incidencia de diabetes diagnosticada entre adultos de 18 a 79 años.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario