SAN JUAN.- Un menor resultó con quemaduras en el 89% de su cuerpo en Juncos, municipio al este de Puerto Rico, luego de que su hermano de 7 años le rociara gasolina encendida después de estar jugando con un recipiente del combustible, informó la Policía.

Según explicó el agente José Hernández, adscrito a la Policía Municipal de Juncos, los menores se encontraban solos en un lugar boscoso del negocio Junker Crespo, cuando el menor de 7 años decidió ir al vehículo de su padre, en donde encontró un recipiente para gasolina.

Luego, el niño despachó una cantidad indeterminada de gasolina en una taza y utilizando un encendedor la prendió, se asustó por la llamarada y arrojó accidentalmente el recipiente sobre su hermano, incinerándolo.

El menor fue transportado al Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Juncos, donde fue atendido por el pediatra Luis Álvarez, quien diagnosticó quemadura en 89 por ciento de su cuerpo, siendo referido al Centro Médico de Río Piedras (San Juan) en condición crítica.

El suceso se le notificó al Departamento de la Familia, que está a cargo de la investigación del incidente, junto a especialistas de la División de Delito Sexuales del Cuerpo de Investigaciones Criminales del Área de Caguas.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas