@ruiefe

MIAMI.– A partir de este viernes, ser musulmán es un problema para viajar a Estados Unidos. Con el argumento de que hay una necesidad imperiosa de luchar contra la infiltración terrorista, el presidente Donald J. Trump ha establecido, a través de una orden ejecutiva, un proceso que hace mucho más riguroso el otorgamiento de visas a una serie de países de mayoría musulmana. Incluso, congela por 120 días los permisos de entrada y hace más difícil a los refugiados en general obtener abrigo en Estados Unidos, una medida que afecta, incluso, a los cubanos que están en Centroamérica a la espera de un desenlace para su situación.

“En estos momentos estoy estableciendo un nuevo proceso de escrutinio a modo de mantener a los terroristas radicales islámicos fuera de Estados Unidos. Queremos asegurar que no serán admitidas en nuestro país las mismas amenazas que nuestros soldados enfrentan en ultramar. Solo admitiremos en nuestro país a aquellos que apoyan a nuestro país y aman a nuestro pueblo. Nunca olvidaremos las lecciones del 11 de septiembre (del 2001)”, dijo Trump antes de firmar el documento en una ceremonia en el Pentágono con motivo de la toma de posesión como secretario de Defensa del exgeneral James Mattis.

Te puede interesar

“No los queremos aquí”, subrayó el mandatario, refiriéndose a los ciudadanos de países como Siria, Sudán, Libia, Irán, Irak e Yemen. Sin embargo, ha dejado de fuera a Indonesia, donde se forjaron tres de los cuatro mayores atentados contra intereses de Estados Unidos en el exterior, y Arabia Saudí, de donde provinieron todos los terroristas responsables por los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Otro aspecto clave de la orden ejecutiva es que prohíbe el ingreso de los refugiados de Siria momentáneamente y reduce de 110.000 a 55.000 la admisión de refugiados en general, algo que afecta a países latinoamericanos como Cuba y Colombia, esta última con una ola de pedidos de asilo político de las víctimas de la guerrilla que quedan ahora en un limbo migratorio.

La Casa Blanca no ha revelado el texto completo de la orden ejecutiva, pero los detalles han sido filtrados a la prensa por algunos de sus funcionarios. En el Pentágono, Trump también fue muy parco en detalles.

Al parecer, la orden ejecutiva instruye a los funcionarios de inmigración a ser más rigurosos en las entrevistas de concesión de visas de inmigrantes, aunque el viaje al exterior de ellos ha sido provisionalmente suspendido por un tiempo no definido que pudiera rondar los cuatro meses, durante el cual el proceso de visas de inmigrantes se pudiera congelar en los consulados estadounidenses. La visas de turistas son normalmente concedidas por los vice cónsules pero las de inmigrante definitivo pasan por la mano de funcionarios de inmigración que viajan expresamente desde Estados Unidos para las entrevistas.

Trump también ha ordenado a los funcionarios de su país a crear “zonas de seguridad” en Siria y países limítrofes para recibir a los refugiados de la guerra civil contra el régimen de Bashir al-Assad.

La mayoría de los refugiados que llegaron a Estados Unidos el año 2016, según cifras oficiales, arribaron de países en guerra o con gobierno dictatoriales. En África, los mayores generadores de refugiados fueron la República Democrática del Congo, con 16.370, y Somalia, con 9.020.

El mayor número de europeos, 2.543, vinieron de Ucrania. Unos 529 colombianos llegaron a Estados Unidos como refugiados escapando de las guerrillas, pero los Sirios, con 12.587 y los iraquíes, 9.880, fueron la mayor cifra del Medio Oriente. A partir de ahora, su entrada está congelada.

Desde el punto de vista legal, la orden ejecutiva de Trump está perfectamente en orden. Lo establece el articulo 1182 del US Code. Dice: “Cuando el presidente encuentra que el ingreso de un extranjero o una clase de extranjeros a Estados Unidos es negativa para los intereses de Estados Unidos, puede emitir una proclama, que suspende por el tiempo que estime necesario, el ingreso de esos extranjeros, sea como inmigrantes o no inmigrantes, o imponer toda restricción de entrada que estime necesaria”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario