"A veces no le damos tanta importancia a las victorias. Es cierto que tras venir de ganar 6-1 a Argentina, la gente quería ocho a Suiza y diez a Túnez, que viene de empatar ante Portugal en su casa. Los rivales también juegan y son equipos trabajados", opinó.
Las declaraciones después del partido de Aspas admitiendo con sinceridad que antes tenían mejores sensaciones, fueron matizadas por el delantero gallego después de ver el revuelo que generaron en la zona mixta tras el sufrido triunfo ante Túnez.
"Siempre se sacan los puntos a las íes cuando no hay un gran partido de la selección. Hemos tenido otros mejores, pero el rival también juega, fue valiente y nos sorprendió a todos. Tuvimos que solucionarlo al final", reconoció.
El debate del 9 se alimenta cada partido que juega España. Aspas gana puntos tras su tanto a Túnez y mostró, con total naturalidad, su mentalidad antes de un Mundial. "Yo no tengo presión, estoy aquí para disfrutar, aprovechar los minutos y si me los dan trataré de aportar al equipo con goles, asistencias y trabajo para intentar ganar cada partido".
Confesó el delantero del Celta que "en la selección tienes que cambiar tu mentalidad" porque a diario "estas con los mejores de tu país", por eso aunque desea ser titular, se central en salir "mentalizado para aprovechar los minutos al máximo y hacer lo que pide el seleccionador en el terreno de juego".
"Para mi no es ansiedad hasta que llegue el primer partido, tengo mucha ilusión y ganas de que llegue para dar una alegría a nuestra afición y nuestro país", agregó.
En la lucha con Diego Costa y Rodrigo Moreno por el puesto del 9, Aspas señaló lo bueno y malo que aporta su polivalencia. "Creo que es buena no solo para mi, para muchos jugadores, porque te da muchas mas opciones de tener minutos aunque a veces es difícil porque vales para todos pero no eres titular en ningún puesto. La versatilidad viene muy bien para el estilo de juego de España".
Aunque la euforia con la que llegaba la selección española al Mundial de Rusia se ha visto frenada con los dos últimos amistosos, Iago señaló que aunque son pruebas que "sirven", todo queda de lado cuando se debute en la competición. "Cuando llegue el viernes no valdrá nada haber perdido o goleado porque si ganas a Portugal todo cambia y no tendrán importancia los amistosos".
Y por encima de todo, dio importancia al triunfo en cada partido de la competición. "Me tranquiliza ganar, mientras gane voy a estar tranquilo. Nos gusta ganar, vengo de una temporada en el Celta que hemos hecho un fútbol maravilloso ante grandes rivales y no se han traducido en resultados. Ninguna selección tuvo una clasificación fácil, cuesta ganar también a rivales que no tienen tanto nombre".
FUENTE: Agencia EFE
 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas