En este sentido, Watch & Act prevé que, durante el mes que dura el Mundial, uno de cada tres empleados faltará a su puesto de trabajo o no rendirá de manera óptima.
De esta forma, la falta de puntualidad, las distracciones durante la jornada laboral y el abandono del trabajo se convertirían en situaciones frecuentes.
"No se puede evitar que los empleados piensen en el fútbol, pero podemos aprovechar esta oportunidad para crear un buen ambiente y aumentar el compromiso de nuestros equipos", apunta el consejero delegado de Watch & Act, Luis F. Rodríguez.
Para ello, la consultora propone, entre otras medidas, habilitar lugares con pantallas para ver los partidos, tematizar salas y zonas de trabajo o apoyar a la selección con camisetas que lleven el logotipo de la compañía.
Según Rodríguez, la clave para que el Mundial no pase factura a la productividad de las empresas es "poner el foco de la cultura corporativa en la persona".
FUENTE: Agencia EFE
 

Deja tu comentario