España abrió su primera sesión de entrenamiento en Rusia y casi mil espectadores acudieron a presenciar el entrenamiento de los pupilos de Julen Lopetegui. El seleccionador español contó con todos salvo Dani Carvajal, que prosigue con su plan de recuperación.
El inicio del entrenamiento dejó ver el buen ambiente que se respira en el grupo de jugadores, antes de comenzar con el trabajo intenso con el que terminaron de preparar el amistoso ante Túnez.
Las bromas y los golpes entre Diego Costa, Sergio Ramos, Jordi Alba y Marco Asensio fueron fiel reflejo de lo que se respira dentro de la concentración de la selección española.
El trabajo con balón, en ejercicios de toque y presión más posteriores partidos en espacios reducidos, marcó la hora y cuarto de entrenamiento con calor en Krasnodar, 28 grados en el entrenamiento a última hora de la tarde, y un césped en perfectas condiciones.
FUENTE: Agencia EFE
 

Deja tu comentario