"Hay que tener cuidado con las temperaturas en Krasnodar. Pueden ser muy altas. Eso puede ser un problema", dijo Paulino Granero, que trabaja en el CSKA desde 2010.
Granero, que también es preparador físico de la selección rusa, considera que el seleccionador, Julen Lopetegui, "seguramente tendrá que modificar los horarios de entrenamiento para no entrenar con treinta y tantos grados".
En la misma línea, José Pastor, que trabaja en el Rubín Kazán, asegura que la ciudad sureña elegida por España para concentrarse antes del Mundial "es un infierno en verano".
"Hace muchísimo calor, más que en Castellón", comentó el castellonense.
Eso sí, ambos opinan que las instalaciones del Krasnodar son "las mejores de Rusia".
"Una pena que no sea sede del Mundial. Los campos de entrenamiento y el nuevo estado son de los mejor de Europa", explicó Granero, coincidiendo con el italiano Fabio Capello, que cuando era seleccionador ruso también las llamó las mejores del continente.
El preparador del CSKA, que lamenta que Krasnodar no sea sede del Mundial, cree que en dicho lugar "España estará aislada de todo", no como los otros quince equipos que han elegido Moscú o San Petersburgo.
En cuanto a las comunicaciones, españoles y brasileños -que se concentrarán no lejos de Krasnodar, aunque en la costa del mar Negro-, necesitarán más de dos horas para desplazarse a los partidos, la excepción del debut de la Roja en Sochi.
Pastor tampoco ahorra elogios para las instalaciones de Krasnodar, que considera "espectaculares".
"He estado allí. La ciudad deportiva es impresionante. No me extrañan las palabras de Capello. En lo que se refiere a las instalaciones, es una buena elección", apuntó.
El mismo Lopetegui aseguró que la ciudad deportiva de Krasnodar, una creación del dueño del club, el multimillonario Serguéi Galitski, "es una maravilla".
Según el seleccionador, Galitski se inspiró en Lezama, las instalaciones del Athletic de Bilbao, y el resultado satisfizo todas las exigencias de la federación española.
Aunque lo más importante es no repetir el error cometido en el Mundial de Brasil, cuando España se instaló en el frío y la lluvia de Curitiba para luego competir en la fase de grupos con calor y una gran diferencia de grados en Salvador de Bahía y Río de Janeiro.
La Roja debutará contra Portugal en Sochi, ciudad costera con temperaturas más suaves que en Krasnodar, tras lo que se desplazará primero al enclave báltico de Kaliningrado -donde las lluvias estivales son corrientes- y después a Kazán, junto al curso medio del Volga.
En cuanto al Mundial, Granero cree que "Lopetegui está haciendo un trabajo extraordinario".
"Después de los amistosos, la primera parte contra Alemania y el 6-1 a Argentina, apostaría por España. Está metiendo a los jugadores que le acompañaron en la sub-21 y están dando un nivel altísimo", resalta.
Y añade: "Si a eso le sumamos la veteranía de Iniesta, Silva, Ramos y Piqué, España tiene un equipo para optar al título".
De lo que está seguro es que "los españoles están bien valorados en Rusia", por lo que no duda que, "en caso necesario, nos animarán".
Como miembro del cuerpo técnico ruso, no descarta al país anfitrión, ya que "dos más dos no siempre son cuatro en fútbol", y recuerda que "tampoco nadie daba un duro por Corea del Sur en 2002".
"Hay que jugadores jóvenes rusos como Golovin que pueden ser una gran sorpresa en el Mundial. Rusia tiene muchos futbolistas hambrientos", explica.
Aunque reconoce que el hándicap de las lesiones puede influir en el rendimiento de Rusia, ya que las bajas de los centrales Vasin y Dzhikiya, y la del segundo mejor delantero del país, Kokorin, son muy sensibles.
"Espero vivir una final entre Rusia y España, pero que España quede segunda", comentó entre risas.
Pastor, que trabajó en el Rostov y el Baté bielorruso, también está "ilusionado" con la selección española, especialmente tras las renovación que ha llevado a cabo Lopetegui.
En el Rubín coincidió con el iraní Sardar Azmoun, que se enfrentará a España en la primera fase del Mundial, el 20 de junio en Kaliningrado.
"Aún es joven, pero está muy consolidado. Si está bien, es el delantero titular de Irán. Tienen muchas esperanzas puestas en él. Es un jugador con potencial que ha crecido mucho en estos últimos años", apuntó.
Por Ignacio Ortega
FUENTE: Agencia EFE
 

Deja tu comentario