"Veo que España tiene otra vez hambre. Hambre y la misma calidad de siempre. Cuando llevas cuatro años sin ganar nada, es normal tener hambre de títulos. La veo con opciones de ganar el Mundial", dijo en una entrevista en un céntrico restaurante moscovita.
El "zar", que trabajará de comentarista en la televisión durante el Mundial, considera "normal" el "bajón" que tuvo la selección española en Brasil y en la Eurocopa de Francia.
"Ganó tres copas y tuvo un bajón. Pasa siempre en el mundo del fútbol. No se puede ganar siempre. Nos puedes estar 20 años ganando", señaló.
Al revés, considera que la abultada derrota ante Holanda (5-1) le vino bien para "despejarse", recuperar el norte y la senda de la victoria.
"Cuando perdieron en Brasil ya se veía que les faltaban ganas. En vez de jugar partidos, jugaban pachangas. Ahora, les veo otra vez bastante fuertes", apuntó.
Valora el trabajo del actual seleccionador español, Julen Lopetegui, al que se enfrentó cuando militaba en la liga española, aunque matiza que "el dibujo es el mismo" que con Aragonés o Del Bosque, aunque haya habido algunos cambios de cromos.
"No veo problemas de edad con Iniesta y Silva. Es un torneo corto. Son siete partidos. Cuando tienes bastantes jugadores nuevos es más fácil. Si Iniesta, que es buenísimo, no juega, sale Isco. No hay problema", indicó.
Recordó lo que ocurrió en la final de la Liga de Campeones con el Liverpool cuando se lesionó el egipcio Salah.
"Se lesionó Salah y veías al pobre Klopp en la banda. ¿Qué hago? ¿A quién saco? En España no hay ese problema. La nueva generación española también es impresionante. Me encantan Isco y Asensio", comentó.
Mostovói, que disputó sólo el Mundial de EEUU 1994, ya que al de 2002 llegó lesionado, cree que el único problema de España es la delantera.
"Veo que les falta un poco de gol. Antes había dos que eran muy buenos, Villa y Torres. Cuando no jugaba uno, salía el otro. Ahora está Costa y Yago (Aspas), que es buenísimo, pero no sabemos cómo y dónde jugará", apuntó.
En particular, el ruso siempre ha tenido predilección por el jugador celtista, del que dice que "le encanta", pero no pone la mano en el fuego que vaya a ser titular.
"La delantera es una incógnita. Lopetegui va a tener bastantes noches sin dormir. Con todo, yo jugaría con un solo delantero. Con ese centro del campo tan fuerte, un atacante será suficiente", indicó.
Como rivales de España ve a Brasil, "que depende de Neymar", y Francia, que es una de sus debilidades, ya que "tiene una calidad impresionante".
En cuanto a la campeona mundial, Alemania, recuerda que es una habitual de las semifinales y que en la Copa Confederaciones puso en liza un equipo B y ganó jugando bien.
"Creo que dependerán de sus delanteros. Por ejemplo, está Werner del Leipzig, que no se sabe si es Völler, Klinsmann o Klose", explicó.
Tampoco quiere olvidar a Argentina, ya que argumenta que con Messi, "cualquier equipo" puede ganar.
"Para mí Messi es el mejor futbolista de la historia. Y yo jugué contra Maradona. Eliminamos al Nápoles con el Spartak (en la antigua Copa de Europa)", señaló.
Cree que en lo único en los que Messi es peor que el madridista Cristiano Ronaldo es en que "no es tan guapo".
"Cristiano también es buenísimo, pero Messi es mejor, hace más cosas. Si fuera tan guapo como Cristiano, entonces...Messi, con 37 años, lo sacas y jugará igual. En cambio, Cristiano ya no será el mismo", señaló.
Como 'tapados' coloca a la Bélgica de Roberto Martínez y también al país anfitrión, Rusia, ya que los equipos que juegan en casa tienen un plus.
"El Mundial son unos pocos partidos. El grupo que le ha tocado a Rusia no es difícil. Si nos toca Portugal en los octavos de final, ¿por qué no?. Si nos toca España, complicado", resaltó.
Mostovói, que es ahora un gran aficionado al hockey sobre hielo, deporte que practica con asiduidad, asegura que su generación pudo marcar historia en el fútbol, de no ser por la caída de la URSS.
"En 1990 ganamos el Europeo sub-21 contra Yugoslavia. Les ganamos en Moscú y en Belgrado. Ellos tenían a Prosinecki, Boban, Suker, Mijatovic o Jarni", apuntó.
Además, desveló que estuvo a punto de fichar por el Real Madrid o el Barcelona, pero el entonces presidente del Celta, Horacio Gómez, pidió 25 millones de pesetas, "que es como ahora 100 millones", y frustró la operación.
Ignacio Ortega
FUENTE: Agencia EFE
 

Deja tu comentario