Cuando estamos en nuestros veinte y treinta, rara vez pensamos que vamos a envejecer. Nos sentimos tan llenos de energía y vitalidad que pensamos que así será para siempre. De hecho, no necesitamos hacer mucho para mantener tanto vigor, podemos abusar de las comidas chatarra, tomarnos unos tragos de más, trasnochar con frecuencia, y no pasa nada.

Es a los cuarenta cuando nos toca esa campanada de alerta: nos empiezan a caer mal algunas cosas que comemos, necesitamos dormir un poco más y mejor, y debemos hacer ciertos cambios en nuestra forma de entrenar, porque… comenzamos a ganar peso con apenas respirar, y ya no es tan fácil perderlo. Y de pronto, nos enfrentamos también a algo que hasta el momento ni siquiera estaba dentro de nuestro radar: las condiciones crónicas, como la diabetes, la osteoporosis y la hipertensión arterial.

Te puede interesar

Seamos claros: el ejercicio no detiene el envejecimiento, pero un estudio realizado por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, con más de 650.000 participantes, asoció la actividad física regular con un aumento de la expectativa de vida de 3,4 a 4,5 años en aquellos que seguían las pautas de la Organización Mundial de la Salud. Esta organización recomienda hacer 150 minutos de ejercicio moderado por semana. No solo se trata de vivir más, sino de vivir mejor, y por eso hoy comparto los que considero son los mejores ejercicios para tus cuarenta.

Para revertir la pérdida muscular y de densidad ósea: el levantamiento de pesas, que ejercita tus brazos y piernas, mejora tu postura, te ayuda a desarrollar músculos. Es importante que lo hagas con la asesoría de un profesional, sobre todo si no lo has hecho antes, para evitar las lesiones.

Para recuperar la elasticidad disminuida: nada mejor que el yoga, el pilates y el tai chi, que además sirven para mejorar el equilibrio, la postura, relajarte y perder peso.

Para mantener el corazón sano: hacer ciclismo, ya sea en una bicicleta estacionaria o al aire libre, ayudará a mejorar la resistencia y el funcionamiento general de tu corazón.

Para fortalecer los músculos: con la natación trabajas prácticamente todos los músculos del cuerpo al mismo tiempo, y además aumentas tu capacidad pulmonar.

Pensando en todo esto y con base en mi experiencia de tantos años entrenando y haciendo énfasis en una buena alimentación y la importancia de la motivación, creé el programa transformador de 21 días: "Los 40 son los nuevos 20." Allí reuní todas mis rutinas de ejercicios enfocadas particularmente en lo que necesitamos mejorar para hacer de nuestros cuarenta la etapa más plena de nuestras vidas. Lo puedes conseguir en mi sitio web www.lauraposada.com.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas