DETROIT — El coronavirus no sólo ha afectado mucho más a hispanos y afroamericanos en Estados Unidos en cuanto a la cantidad de enfermos, sino también en cuanto a las repercusiones económicas, reveló un sondeo de NORC Center for Public Affairs Research.

El estudio halló que 61% de los hispanos estadounidenses han sufrido repercusiones económicas a raíz del brote, como pérdida de empleos, ausencias no pagadas, recortes salariales u horarios reducidos. Esa cifra se compara con un 46% de los estadounidenses en general. Un 37% de los hispanos y un 27% de los negros no han podido pagar por lo menos una de sus facturas como resultado de la crisis. Entre los blancos el porcentaje es de 17%.

Te puede interesar

“Si nuestras políticas no resuelven adecuadamente estas carencias y disparidades raciales en cuanto a ingresos, prosperidad, empleo y salarios, veremos las mismas tendencias que hemos visto históricamente”, observó Valerie Wilson, directora del programa de estudios sobre economía y etnicidad en el Economic Policy Institute.

“A esas familias le tardará mucho más recuperarse, si es que logran recuperarse del todo”, añadió.

El sondeo, realizado a mediados de abril, halló que el 21% de los hispanos no han podido pagar su hipoteca o renta y un 23% no ha podido pagar una tarjeta de crédito. Ello en comparación con 8% en ambos renglones entre la población estadounidense en general. Entre los negros, el porcentaje que no ha podido pagar uno de esos tipos de facturas es de 15%.

Si bien la pérdida de ingresos ha afectado a todas las capas de la sociedad, los despidos se han concentrado particularmente entre los niveles de menores ingresos y menor educación. Un 28% de estadounidenses sin título universitario dice que un residente de su vivienda ha perdido empleo, comparado con 19% entre la población con educación superior.

Aparte de sufrir un impacto económico más fuerte, los miembros de minorías étnicas son más proclives a conocer alguien que ha contraído el coronavirus. Entre la población general, ese porcentaje es de 12% mientras que entre los negros es de 21%.

Un análisis aparte de la AP, derivado de datos de entidades locales y estatales, halló que casi un tercio de los fallecidos de COVID-19 eran afroamericanos, pese a que comprendían un 14% de la población estudiada.

La mayoría de los estadounidenses apoyan las restricciones impuestas para contener la propagación del virus y están tomando personalmente medidas de precaución, indica el sondeo.

El 95% dice estar lavándose las manos con mayor frecuencia y evitando las multitudes. Entre los afroamericanos es mayor el porcentaje de los que dicen estar portando mascarillas protectoras: un 83% comparado con los 64% para los blancos y 67% para los hispanos.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas