MIAMI.- Una experiencia transformadora. Esto es lo que pasa cuando se unen una guitarra y un chelo en manos de impecables músicos. El guitarrista venezolano Fernando Curiel y el chelista español Antonio Martín Acevedo combinan sus talentos en el peculiar dúo GuitarChello, que integra sonidos clásicos con piezas contemporáneas.

Fernando ha sido jurado de los Latin Grammy en las categorías de Rock, Pop y Alternativo, y por más de 15 años ha entrevistado a músicos como Phil Collins, Joe Satriani, Andrea Bocelli, Aerosmith. Antonio es un chelista multipremiado y solista en la famosa Orquesta Sinfónica de Madrid.

Te puede interesar

Pero, ¿cómo se da esta unión entre un chelista clásico y un guitarrista de rock? Todo nació de las emociones, de su profundo interés por la psiquiatría y el poder curativo de la música. Gracias a la asesoría de la psiquiatra y coach de talento Helen Trebbau, esposa de Fernando, en 2018 los intérpretes emprendieron este proyecto con especial énfasis en los efectos terapéuticos de la música.

dúo GuitarChello-jj.jpg
El dúo GuitarChello nació en 2018 como un proyecto que se enfoca en el carácter terapéutico de la música.

El dúo GuitarChello nació en 2018 como un proyecto que se enfoca en el carácter terapéutico de la música.

“Antonio fue paciente por tener demasiado éxito”, contó Fernando sobre su compañero, quien fue atendido por la doctora Trebbau durante una etapa abrumadora en la que enfrentó el estrés por tener, de la noche a la mañana, una serie de triunfos profesionales. A partir de ahí creció entre los músicos una colaboración que les ha regalado no pocas satisfacciones.

“Una de las cosas que nos dio mucha motivación fue otro paciente de mi esposa, un joven venezolano de 18 años que tuvo un accidente y quedó en coma. Lo trajeron a Miami, y le dijeron que tenía 1% de probabilidad de sobrevivir, e incluso le dijeron a los padres que lo desconectaran. Se rehusaron rotundamente, se lo llevaron a Madrid, y ahí empezaron a buscar otras metodologías no tan tradicionales. Salió del coma, y pocos días después fuimos a tocar para él”, contó Fernando.

Y agregó: “Lo sacaron en silla de ruedas. Su capacidad de conexión era muy pobre, tenía la cabeza abajo. Los padres nos habían anticipado que a él le encantaba Led Zeppelin. Cuando empezamos a tocar las primeras notas de Stairway to heaven, se enderezó, levantó el brazo y con toda su fuerza dijo ‘Led Zeppelin’. Se me puso la piel de gallina”.

dúo GuitarChello.jpg
Los músicos disfrutan la experimentación sonora y el intercambio con el público.

Los músicos disfrutan la experimentación sonora y el intercambio con el público.

“Es algo tan genuino que está por explorar”, enfatizó Antonio. “La guitarra acústica y el chelo no tienen piezas originales para esta formación. Las personalidades también son bastante parecidas. El hecho de haber tenido la oportunidad de tocar para este chico ha hecho que vaya todo en una dirección claramente. Es algo puro que sale, que ayuda a la gente”.

Y justamente esa interpretación genuina resalta en los comentarios que los músicos hacen antes de tocar.

“He podido incorporar entre canciones algunas historias, que le da un contexto bastante humano. Alguien después de un concierto me dijo una vez: ‘qué interesante, me ayudó a conectarme mejor con las canciones y lo sentí como un lubricante de prejuicios’, al darle un contexto de dónde era, la época, por qué compuso esa canción”, explicó Fernando.

“No se iban de la sala”, detalló Antonio sobre la interacción del dúo con el público en sus presentaciones recientes en Miami. “Se conectan contigo de una manera que no se puede explicar”, añadió.

“A una de las presentaciones fueron niños y había uno en particular, que la mamá me anticipó que él se tapaba los oídos, que los sonidos le molestaban. Me dijo ‘no te ofendas si se tapa los oídos, es normal’. Al final del concierto me dijo: ‘no se tapó los oídos ni una vez y no para de hablar de ustedes’. La capacidad de conectar es maravillosa, es digna de estudio”, comentó Fernando.

GuitarChello es una atractiva propuesta donde priman la experimentación sonora, la íntima relación con el público y la capacidad para lograr increíbles arreglos con instrumentos muy versátiles. Escuchar sus piezas se convierte en un éxtasis creativo, que invita a soltar amarras más allá de cualquier lenguaje o frontera. No por gusto el filósofo y premio Nobel de la Paz Albert Schweitzer dijo que “hay dos maneras de refugiarse de las miserias de la vida: la música y los gatos”.

Próximamente los músicos estarán lanzando su primer álbum, "And Then Talk...", el cual estará disponible en diversas plataformas de streaming.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas