El Gobierno interino de Bolivia sacará del país a partir de este viernes a 725 cubanos, informa el diario local La Razón.

La decisión se produce después de que cuatro ciudadanos de la Isla fueran detenidos con una gran suma de dinero y por presuntamente pagar a manifestantes afines a Evo Morales para causar caos en el país, informó Diario de Cuba.

Te puede interesar

"Hoy día he tenido una larga conversación con el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en términos muy respetuosos, muy amistosos si se quiere, ellos están retirando a partir de mañana (viernes) a 725 ciudadanos cubanos que cumplen funciones de cooperación en diferentes áreas", dijo la canciller boliviana, Karen Longaric, al canal TVU.

"Ellos saldrán de Bolivia, creo que es oportuna y necesaria esa salida y creo que esto también va a permitir un trato respetuoso como siempre hubo entre Cuba y Bolivia", explicó.

Especificó que los cubanos trabajan principalmente en el área de salud, comunicación y otras.

Longaric dijo además que el Gobierno también cesará a los funcionarios de su embajada en Venezuela y reconducirá las relaciones con Caracas.

"Vamos a tomar las acciones, pero todo se orienta a cesar a los funcionarios que tenemos en Venezuela y reconstituir las relaciones de Bolivia con ese país, pero en un marco de democracia y respeto fundamental a los principios del derecho internacional y fundamentalmente al respeto de los derechos humanos", explicó.

Los regímenes de Cuba y Venezuela han sido los principales aliados de Evo Morales en la región.

El ministro de Gobierno boliviano, Arturo Murillo, confirmó a la cadena CNN que los cuatro cubanos detenidos (tres hombres y una mujer, aparentemente médicos), tenían en su poder dinero para supuestamente pagar a líderes de las protestas.

Según medios de prensa del país sudamericano, la denuncia, los cubanos conducían un vehículo en el que se encontró una mochila con 90.000 bolivianos (unos 13.000 dólares).

De acuerdo con un reporte de efectivos del Distrito Policial Integral 3, de El Alto, al menos uno de los cubanos, Idalberto Delgado Baro, portaba una credencial del Ministerio de Relaciones Exteriores en Bolivia que lo identifica como personal técnico de la Brigada Médica Cubana y de la Embajada de Cuba en el país.

Los detenidos dijeron que el dinero estaba destinado a pagar los sueldos de los médicos cubanos desplegados en el territorio. Uno de ellos se identificó como cajero y responsable del pago de esos salarios desde hace varios años y aseguró que tenía los justificantes.

Intentos de subversión y desestabilización

El nuevo ministro de Gobierno boliviano, Arturo Murillo, denunció intentos de subversión y desestabilización por parte de ciudadanos extranjeros, entre ellos cuatro venezolanos armados y con vestimenta de policías.

"Los encontraron con armamento en la zona del Beni y fueron detenidos y trasladados a la Fiscalía. Di orden para que los traigan mañana para presentarlos. Es gente que conspiraba contra el Gobierno boliviano", dijo Murillo.

"Estamos encontrándonos gente que está haciendo subversión en nuestro país, que está haciendo sedición en nuestro país y que, apenas se ha ido el presidente Morales, han empezado a incendiar el país: marchas por todos lados, bloqueos por todos lados y, obviamente, en búsqueda de desestabilizar al Gobierno legalmente establecido", manifestó en una entrevista con la cadena CNN en Español.

"No vamos a permitir que en este país se haga sedición. No nos parece correcto que se desestabilicen los países con terror, con narcotráfico, pagando a dirigentes... No vamos a permitir ni venezolanos, ni cubanos, ni americanos, ni brasileiros, nadie que venga a hacer terrorismo, narcotráfico o sedición en nuestro país (…) Vamos a usar todo el peso de la ley (…) para que esta gente deje de destruir nuestro país", advirtió.

Según medios bolivianos, además de los cubanos y los venezolanos han sido detenidos un colombiano y cuatro bolivianos que supuestamente trataban de colocar un explosivo en una estación del sistema de distribución de gas natural domiciliario de La Paz.

Por otra parte, la Policía dijo que uno de los manifestantes heridos en disturbios en una región rural del departamento de Santa Cruz (este) fue identificado como un ciudadano argentino con antecedentes de vinculación con la exguerrilla colombiana de las FARC.

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, dijo que el Gobierno de Jeanine Áñez haría una presentación ante los gobiernos de México, Cuba y Venezuela por presunta injerencia en asuntos internos.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas