LA HABANA — El rey Felipe VI inició su visita oficial a Cuba, y se reunió con el gobernante designado Miguel Díaz-Canel, al tiempo que España hizo explícito el apoyo a sus empresarios en la isla afectados por el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos.

El martes el monarca y su esposa, la reina Letizia de España, comenzaron la jornada con una ofrenda floral en la icónica Plaza de la Revolución antes de una sesión de conversaciones oficiales en el Palacio de la Revolución donde fueron recibidos con honores militares.

Te puede interesar

Los reyes de España arribaron el lunes por la noche a La Habana en el marco de las celebraciones de los 500 años de la fundación de la capital cubana y su gira levantó polémica en sectores conservadores de España y Miami, que criticaron a los monarcas por dirigirse a un país socialista de partido único.

Sin embargo, el canciller en funciones Josep Borrell, quien estuvo en la isla en octubre, defendió la visita de los reyes y aseguró que su país “movilizará todos sus recursos diplomáticos y jurídicos como parte de la Unión Europea” para defender a los empresarios que se vean afectados por las sanciones de Estados Unidos.

La agenda de los visitantes reales contempla recorridos por La Habana Vieja, encuentros con personalidades de la cultura y miembros de la comunidad española en la isla.

Este año Estados Unidos activó el capítulo III de la Ley Helms-Burton que permite demandar en tribunales estadounidenses a firmas extranjeras -sobre todo europeas y canadienses- que operan con propiedades nacionalizadas por la isla al inicio de la revolución.

Unas 200 empresas españolas están asentadas en Cuba y algunas de ellas, como la operadora turística Meliá y el banco BBVA, recibieron procesos judiciales mientras penden amenazas sobre otras como Iberostar y Air Europa.

El endurecimiento de las sanciones por parte de la administración del presidente Donald Trump y la aplicación de la Helms Burton -criticada por su carácter extraterritorial- buscan cambiar el modelo político de la isla, mientras España espera favorecer el diálogo luego de haber tenido que dar marcha atrás en su propia política de medidas coercitivas contra Cuba en la pasada década.

Esta es la primera visita de monarcas españoles a Cuba, su última colonia en América. El Rey Juan Carlos, padre de Felipe, vino a la isla en 1999 en el marco de una Cumbre Iberoamericana y en 2016 para los sepelios del expresidente Fidel Castro.

El programa de los reyes de España diseñado desde Madrid no ha mencionado la posibilidad que los monarcas visiten la tumba de Fidel castro, pero las autoridades cubanas podrían sacarse una sorpresa de la manga, publicó Diario de Cuba.

No serían los primeros españoles que se acercan a la piedra del difunto en Santa Ifigenia. A principios de 2018, la visita del embajador Juan José Buitrago de Benito al dictador en la necrópolis santiaguera causó revuelo.

En Santa Ifigenia se encuentra el Panteón de los Mártires del Deber, dedicado a los españoles caídos en la guerra hispano-cubano-norteamericana. Fue la parada principal del polémico recorrido de Buitrago entonces.

La gira se extenderá hasta el jueves y contempla el paso por Santiago de Cuba. La fundación de La Habana -en su actual ubicación- se produjo el 16 de noviembre de 1519.

Hasta ahora se desconocen los detalles de la conversación entre el rey Felipe VI y Díaz-Canel.

FUENTE: Con información de AP y Diario de Cuba

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas