Desde pequeño mi padre me inculcó a seguir una vida de “acta non verba”, una frase escrita en latín que se traduce “a seguir una vida expresada por actos y no por palabras”.

Te puede interesar

Es por eso que me enorgullece comunicarles que las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade (M-DCPS) ya superaron la cifra de más de medio millón de comidas donadas a estudiantes y familias que necesitan de ellas para sobrevivir esta pandemia de coronavirus y contrarrestar la inseguridad alimentaria que tanto nos afecta en nuestra comunidad.

Recuerden que, entre las maravillosas playas, los bellos rascacielos de cristal y nuestra vibrante cultura llena de diversidad, el condado Miami-Dade sufre muchas necesidades. Tanto así que un 73 por ciento de nuestra población estudiantil recibe almuerzos gratis o casi gratis en nuestras escuelas. Eso se traduce a un promedio de 160.000 almuerzos diarios. Comidas que son en parte fundamental para el desarrollo sano del estudiante, ya que fortalecen su mente para el aprendizaje diario y les ayuda a lograr un mayor rendimiento académico.

Así que cuando comenzamos a hablar del coronavirus en enero, no solo teníamos que ver cómo modificábamos nuestro Plan de Aprendizaje Instructivo, cómo garantizábamos la seguridad y la salud de nuestros empleados y de nuestros estudiantes… pero cómo íbamos a continuar nuestro imperativo moral de proveerles alimentos a más de un cuarto de millón de estudiantes.

Y es que tanto la Junta Escolar como yo sabemos que la inseguridad alimentaria es una realidad del diario vivir de la población más frágil de nuestra comunidad: nuestros niños.

Con pocas palabras, pero con mucha acción, todos en nuestra organización comenzamos a buscar alternativas para contrarrestar cualquier obstáculo que esta posible pandemia nos pudiera arrojar.

El 13 de marzo anunciamos la suspensión de las clases en las escuelas y tres días después, el 16 de marzo, nuestro premiado distrito escolar ya estaba ejerciendo un plan de aprendizaje a distancia para todos sus estudiantes, al mismo tiempo que les ofrecía comidas gratuitas para llevar – desayunos y almuerzos – a estudiantes y familias que pasaran por cada uno de los estacionamientos de nuestros 370 planteles. En solo esa semana, las M-DCPS repartieron 200.000 comidas – “acta non verba”.

Pero nuestro rol, como entidad desestabilizadora de la inseguridad alimentaria inaceptable en nuestra comunidad, tenía que ir más allá.

Una semana después sería nuestro receso de primavera. Y si en épocas normales ya existían niños que se acostaban con hambre, ¿qué iba a suceder si de repente nosotros nos íbamos en receso escolar? Las M-DCPS no podían dejar que nuestros niños pasaran hambre en medio de una pandemia. Así que nuevamente tomamos acción y gracias a unos increíbles socios que luchan contra la inseguridad alimentaria, al llegar la semana del receso de primavera las M-DCPS sirvieron de catalítico y ayudaron en la repartición gratuita de alimentos para llevar.

Durante este período, un equipo selecto de nuestro Departamento de Policía Escolar (Miami-Dade Schools Police Department) y de nuestro distrito escolar nos colocamos máscaras y guantes y repartimos comidas para llevar por todo el condado. Personalmente, aunque esta pandemia nos ha robado las conexiones sociales y nuestra paz mental, yo no iba a permitir que también nos robara nuestra humanidad.

Con el regreso de clases también regresó nuestro imperativo moral de que ningún niño o ninguna familia pasaran hambre. Seleccionamos 50 de nuestros planteles como locales de distribución de comidas para llevar, entre las 4 y las 7 de la tarde para no interrumpir el horario escolar. Ademas, nos asociamos a entidades sin fines de lucro que también se han unido para desestabilizar la inseguridad alimentaria en nuestra comunidad con sus propias vías de distribución de comidas fuera de los planteles escolares.

Finalmente, agrandamos nuestro programa de distribución de comidas gratis para apoyar a la industria de la hospitalidad y la economía local. Para lograrlo, M-DCPS se asoció con donantes individuales, con organizaciones y con restaurantes locales para proporcionar miles de comidas adicionales a niños y familias. Con los fondos donados, se adquieren alimentos de restaurantes a la vez que se entregan comidas calientes y bolsas de productos vegetales frescos a familias.

Así que desde el 25 de marzo, cuando iniciamos el programa Meals-on-the-Go, hemos entregado miles de comidas calientes a hogares en nuestras comunidades más frágiles. Este trabajo en conjunto ya ha recaudado más de 300.000 dólares. En otras palabras, ahora las M-DCPS combaten la inseguridad alimentaria y la inseguridad económica – “acta non verba”.

Ya estamos en abril y nos enorgullece haber sobrepasado más de medio millón de alimentos donados a estudiantes y familias que necesitan de estas comidas preparadas para sobrevivir esta pandemia y contrarrestar la inseguridad alimentaria que tanto nos afecta en nuestra comunidad. Llevamos casi un mes donde la amenaza del hambre aumenta dramáticamente cada día que todos nosotros pasamos por esta crisis.

Quiero aprovechar esta oportunidad para darle las gracias a todos los empelados o voluntarios que forman parte las M-DCPS. Gracias a ustedes, continuamos siendo un ejemplo nacional de cómo educar y apoyar a una comunidad. Y claro está, a nuestros estudiantes y a sus familias. Ustedes le han dado la bienvenida a un método alterado de educación mientras manejan sus trabajos y una pandemia.

Nadie sabe con certeza cuándo será seguro reabrir nuestras escuelas. Pero lo que sí sabemos es que nosotros continuaremos firmes en nuestro compromiso de apoyar el sur de la Florida en todos los niveles, ahora y en el futuro. Y entendemos claramente el rol que juega la falta de comida. Es por eso que continuaré mi compromiso de seguir una vida expresada por actos y no por palabras – “acta non verba”.

Si desean más información sobre nuestro programa de distribución de comidas, las localidades de distribución o cualquier otra información referente a nuestro manejo del COVID-19, simplemente visite covid19.dadeschools.net/ en Internet. Estamos juntos en esto y nuestro querido Miami-Dade no merece menos.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

El anuncio de la inminente reapertura de las escuelas públicas en Miami-Dade pone a muchos a pensar. ¿Y Usted?

Creo que es una decisión bien pensada y necesaria
Deberíamos seguir con las clases a distancia un poco más
Hay que volver a la normalidad y que cada uno se cuide y cuide a los suyos
Estoy altamente preocupado(a) por la reapertura y el riesgo de contagios
ver resultados

Las Más Leídas