Embed

Noticia actualizada a las 11:55 a.m

Te puede interesar

MIAMI.- En un juicio "público" al que solo pudieron asistir familiares de José Daniel Ferrer y de otros acusados, y tras 13 horas de deliberaciones, la fiscalía del régimen castrista ratificó la solicitud de una condena de 9 años de cárcel para el opositor cubano, mientras que cinco testigos de los hechos declararon que las "acusaciones son completamente falsas” y que el presunto agredido salió de la sede de la UNPACU “riéndose” y “borracho”, como estaba desde que llegó a ese lugar.

Ada Ibis Ladrón de Guevara, familiar de uno de los acusados, que estuvo en la audiencia que se llevó a cabo en el Tribunal Provincial de Santiago de Cuba, dijo a Radio Martí que la fiscalía pidió ese tiempo de prisión para Ferrer, a quien se le imputan cargos por supuestas lesiones y privación de libertad.

Otros detalles del juicio fueron revelados por Luis Enrique Ferrer, hermano de José Daniel Ferrer, líder de UNPACU, quien precisó en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS que los cinco testigos que “echaron por tierra los cargos” contra su hermano son Ebert Hidalgo Cruz, Ebert Luis Hidalgo Ladrón de Guevara, Francisco Blanco Robinson, Dayneris Guilarte Mesa y un quinto que solo identificó como “Ronny”.

De acuerdo con Ferrer, esas personas estaban presentes el día del incidente ocurrido el 1ero de octubre pasado y testificaron que “en ningún momento Sergio García [el supuesto lesionado] sufrió una golpiza”, como lo ha publicado la prensa oficialista de Cuba.

El juicio que debía comenzar a las 8:30 de la mañana, según las declaraciones de Ferrer, inició con 15 minutos de retraso y se extendió hasta las 10:30 de la noche, sin la presencia de representantes de la prensa independiente. “Pero sí pudieron entrar tres cámaras profesionales de los medios de la dictadura que ahora seguramente van a acomodar todo para presentarlo de otra manera”, recalcó.

Destacó que una grabación de audio en el que la esposa del supuesto lesionado reconocía que esta persona “no había sido agredido”, sino que “se cayó de una moto porque estaba muy borracho” no fue tenida en cuenta por el juez durante la audiencia, a la que solo pudieron ingresar tres familiares de Ferrer y “muchos agentes de la policía política” vestidos de civil “como si fueran parte del público”.

“El juez rechazó el audio porque eso anularía la petición fiscal y [como consecuencia] deberían ser absueltos los cuatro acusados”, opinó el también exprisionero político y representante de la UNPACU en Estados Unidos.

Los testigos fueron presentados en el juicio “por los acusadores [Fiscalía] y no por la defensa de mi hermano”, de acuerdo con el relato de Ferrer, quien aseguró que en sus declaraciones esas personas restaron credibilidad al testimonio del supuesto lesionado tras poner de relieve que el hombre, después de salir de la sede de la UNPACU, se desplazó “por sus propios medios” desde Santiago de Cuba a otro municipio que está “muy distante”.

“Dijeron que si estaba con lesiones graves producto de una brutal golpiza es imposible que fuera por sus propios medios a su casa en Holguín, distante a más de 50 kilómetros, con el trabajo que se pasa en Cuba para viajar, y tres días después es que se presentó a un hospital buscando asistencia médica. Es algo que para nada juega dentro de lo creíble en ningún país que se respete”, señaló.

Adicionalmente, los testigos del caso afirmaron que el supuesto lesionado “en su estado de embriaguez, se puso agresivo y ofensivo” y que, en vista de su actitud hostil, “José Daniel le había pedido que se comportara y se retirara del lugar”, conforme a lo manifestado por Ferrer.

Sergio García, a quien presuntamente Ferrer y los otros tres activistas habrían agredido, asistió al juicio. “Me cuentan mis familiares que quiso armar un show, llorando para sensibilizar el proceso”, aseveró Luis Enrique Ferrer.

En relación con García, el abogado de oficio asignado por el tribunal a José Daniel Ferrer habría manifestado que “era la tercera versión de los hechos que presentaba esa persona”.

El hermano del prisionero político dijo que sus familiares no le explicaron en qué consisten esos cambios en la narrativa de los hechos por parte del supuesto afectado.

A la audiencia pudieron ingresar Nelva Ortega Tamayo, José Daniel Ferrer Cantillo y Fátima Victoria Ferrer, quienes son la esposa e hijos del prisionero político, respectivamente, además de otras tres personas cercanas a la familia del opositor y los otros procesados.

Sin embargo, Ferrer indicó que García “se ha contradicho en las declaraciones a la Policía y ahora se contradijo también en el juicio porque la mentira no puede sostenerse; siempre hay detalles que se van”.

“Lo que dijo [García] en el juicio no estaba ni un 80% fiel a las otras declaraciones presentadas anteriormente”, dijo.

Como añadió Ada Ibis Ladrón de Guevara en sus testimonios a Radio Martí, el juicio fue un "show" del régimen cubano, donde testimonios importantes fueron velados y se omitieron datos a la hora de apuntar lo discutido.

Otras condenas se ratificaron durante el juicio. Fernando González Vaillant y Roilán Zárraga recibieron penas de 7 años. Por su parte, a José Pupo Chaveco se le mantiene una sanción conjunta por un supuesto delito de atentado, tras un incidente en prisión.

Agregó que Ferrer, a pesar de las constantes interrupciones del juez, dijo durante el juicio: “Estoy aquí supuestamente como acusado, pero yo soy el que acusa” al régimen cubano.

Por otra parte, el hermano de Ferrer declaró que el juez no dio a conocer un veredicto de inmediato para evitar una protesta en la sala del tribunal “si la pena es injusta, como es de esperar en este caso”.

Anticipó que el fallo será “acorde con lo que le convenga a la dictadura”, en dependencia de “la presión internacional”. No descarta que sea una “sentencia moderada” que, no obstante, le sirva a la dictadura “para hacer un show televisivo”.

Durante su comparecencia ante el juez, José Daniel Ferrer fue visto por sus familiares “deteriorado físicamente, flaco, muy mal y hace un esfuerzo para hablar porque tiene problemas en la voz y acidez gástrica”, según el hermano del detractor anticastrista.

“Pero su estado de espíritu y de ánimo está sumamente firme, y terminó diciendo que él era el que acusada a la dictadura cubana y a sus cómplices por todos los atropellos a los que se ha sido sometido y por los abusos en contra del pueblo durante 60 años”, puntualizó.

Es decir, acorde con Ferrer, que “de acusado pasó a ser acusador, a pesar de que el juez quería impedir que hablara cada vez que José Daniel mencionaba la cuestión política”.

El 12 de marzo se le notificará la sentencia a Ferrer.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Sabe a dónde ir y a quién acudir en Miami si sospecha que se ha contagiado con el nuevo coronavirus COVID-19?

Sí, tengo todos los teléfonos de emergencia que necesito
Sí, pero quisiera tener más información sobre eso
Iría directo a un servicio de emergencia
Consultaría con mi médico primario
No tengo toda la información. Llamaría al 911
No sabría qué hacer. Necesitaría ayuda
ver resultados

Las Más Leídas