MIAMI.- Uno de los grandes donantes del Partido Republicano, dueño de una empresa llamada Sunshine Distributors Inc, que cuenta con más de 300 estaciones de gasolina en el sur de la Florida, donó al comité político llamado Friends of Ron DeSantis 75.000 dólares, según información pública del Departamento de Elecciones de Florida.

Max Álvarez, el propietario de Sunshine Distributors, consigue la gasolina para sus estaciones de varios proveedores, entre ellos Citgo, perteneciente a PDVSA (Petróleos de Venezuela), empresa controlada por el régimen de Nicolás Maduro.

La empresa de Alvarez hizo su primer desembolso de 25.000 dólares el 3 de agosto de 2018. El segundo, lo realizó el día 30 del mismo mes.

Ron DeSantis es el candidato republicano a la gobernación del Estado del Sol. Su oponente demócrata es Andrew Gillum, alcalde de Tallahassee.

La polémica

No hay ninguna restricción legal que le impida a Álvarez obtener el combustible de Citgo.

Para los críticos de DeSantis, quien ha dicho que Gillum podría “convertir a la Florida en una Venezuela”, y que “el socialismo de Gillum es igual al de Maduro”, llama la atención que un PAC que lo apoya reciba recursos financieros de un empresario que tiene relaciones comerciales con Citgo, una empresa que en 1986 fue adquirida, en un 50%, por PDVSA, y en enero de 1990, compró el porcentaje restante, como se puede leer en el portal de la empresa petrolera venezolana.

De acuerdo con Helena Poleo, venezolana y analista política demócrata, “hay mucha hipocresía en el Partido Republicano cuando se trata de Venezuela. El senador republicano Bob Corker [presidente del comité de relaciones exteriores del Senado] se reunió con Maduro, legitimando un gobierno que no ha sido electo de manera constitucional”.

Poleo indicó que “DeSantis hace parte de esa dualidad, es él, no Gillum, el que está más cerca de Maduro. No es nada nuevo llamar “socialista” al Partido Demócrata. Siempre lo han hecho cuando se quedan sin argumentos. Eso nos cae muy mal a los venezolanos.

Sin embargo, para la campaña de DeSantis es hilar demasiado delgado relacionar la donación de Álvarez con el régimen de Venezuela.

Stephen Lawson, director de comunicaciones de DeSantis, afirmó en un breve comunicado que “esto es absolutamente descabellado. Nada podría ser peor para la Florida que Andrew Gillum y sus políticas corruptas y socialistas”.

El petróleo

En una entrevista que Alvarez concedió a NBC6 el primero de agosto de 2017, cuando se hablaba de la posibilidad de que las sanciones contra el régimen de Maduro se extendieran a los suministros de petróleo venezolano a Estados Unidos, el empresario expresó que “aquellos que están boicoteando las estaciones de gasolina de Citgo en el sur de la Florida, con la esperanza de castigar a Maduro, están engañados. Sabotear la compañía sólo lastima a los empresarios y empleados locales”.

En la misma entrevista subrayó que “ni Citgo ni Venezuela son propietarios de estaciones de gasolina en el sur de la Florida”.

Citgo opera alrededor del 4% de la capacidad de refinar petróleo en Estados Unidos. De igual manera maneja una amplia red de oleoductos y estaciones de gasolina en ese país.

Venezuela le vende a Estados Unidos 700.000 barriles de petróleo al día, de una producción de 2 millones, lo que representa el 2% de la producción mundial.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas