MIAMI.- El huracán Ian, que perdió fuerza durante su travesía por Florida y volvió a ser tormenta tropical, volvió a ser huracán, tras salir al océano Atlántico, y volvió a entrar a tierra, esta vez en Carolina del Sur, muy cerca de Myrtle Beach, con vientos sostenidos a 85 millas por hora, unos 140 kilómetros por hora.

El huracán, que entró a Florida por isla Sanibel, frente a las localidades de Fort Myers y Cape Coral, con vientos a 155mph, unos 250 km/h, perdió fuerza al interactuar con tierra y dio un pequeño giro hacia el noreste.

Te puede interesar

Además del impacto de los vientos, el fenómeno ciclónico ocasionó muertes, una fuerte marejada y cuantiosos daños materiales en el centro de Florida.

DIARIO LAS AMÉRICAS, que cuenta con reporteros en la zona, describe los daños de "devastación".

Entretanto, las autoridades informan que más de un millón y medio de viviendas y locales comerciales en el centro de Florida carecen de electricidad y esperan que la tormenta termine para comenzar las obras de mantenimiento.

Asimismo, tanto las autoridades del estado de Florida como del Gobierno federal, bajo los auspicios de FEMA, aguardan por el paso del huracán para ayudar a los damnificados.

En Miami, a 150 millas de Fort Myers, se sintieron vientos menores de tormenta tropical, con ráfagas de 40 mph, unos 64 km/h, donde se encuentra el núcleo urbano más poblado de la península.

De hecho, el servicio de transporte público en el condado Miami-Dade fue suspendido.

Por otra parte, a lo largo de la costa oeste de Florida, desde Naples hasta Tampa, las autoridades exhortaron a evacuar viviendas y dirigirse a los refugios habilitados, aunque ahora es demasiado tarde y deben protegerse con sus propios medios.

Mientras tanto, el sur de Florida recibió fuertes bandas de lluvia. Además, hubo aviso de vientos de tormenta tropical, así como peligro de tornados, tanto en Miami como en los Cayos y Broward.

Miles de personas en Miami acudieron a supermercados para apertrecharse de víveres, pero, según el informe meteorológico Miami ahora está fuera del cono de probabilidades.

El poderoso huracán azotó primero la provincia cubana Pinar del Río, con vientos sostenidos de 120 mph, unos 193 km/h, donde causó cuantiosos daños materiales y dejó sin electricidad a prácticamente toda la isla de Cuba, donde habitan unos 12 millones de personas.

Muchos preguntan por qué la trayectoria del huracán Ian cambió tanto en cinco días. El informe inicial de trayectoria indicó que, el entonces huracán menor, atravesaría la provincia cubana La Habana y continuaría su ruta por el suroeste de Florida.

Más tarde se habló del extremo occidental de la provincia Pinar del Río con dirección al noroeste de la península floridana, pero finalmente la inmensa tormenta Ian enfila hacia el centro del Estado del Sol.

El Servicio Meteorológico Nacional explica que las corrientes de viento que controlan la traslación del fenómeno ciclónico han sido muy inestables, en parte debido al gran tamaño de la tormenta.

De hecho, la capa nubosa del huracán se extendió desde La Habana hasta cercanías de Washington DC, unas 1.130 millas de distancia, aproximadamente 1.800 kilómetros.

De cualquier manera, los expertos en meteorología recuerdan que nos encontramos en los días de mayor desarrollo ciclónico, cuando la temperatura del mar alcanza su máxima temperatura y se alinea con el patrón atmosférico para generar más tormentas, por lo que recomiendan estar al tanto de los informes periódicos.

Consejos

Como primer consejo, las autoridades federal, estatal y condal aconsejan tener a mano la documentación del seguro de vivienda si es el caso.

Recuerde, mantenga todos los papeles importantes, documentación y más en un lugar seguro y accesible, que pueda llevar consigo, como pudiera ser una caja de plástico con tapa.

Tenga en cuenta que, en dependencia de las condiciones del tiempo, es probable que se afecten los servicios de bancos, supermercados, autobuses, tren, recogida de basura y reciclaje, así como las operaciones del aeropuerto y el puerto.

Además de proteger sus bienes, sepa que debe tener presente la importancia de acopiar agua, al menos cinco galones por persona para abastecer cinco días.

También necesita alimentos duraderos enlatados, como arroces, carnes y vegetales, además de pan, galletas y otros productos para cubrir al menos cinco días.

No olvide tener dinero en efectivo, al menos 100 dólares por persona, así como suficiente gasolina en el depósito de su vehículo. Recuerde que la ausencia de electricidad dificulta el servicio en algunas gasolineras y cajeros automáticos y podría encontrarse en una difícil situación.

Además, tenga a mano un radio portátil para estar informado si falta la electricidad. No pase por alto la necesidad de tener baterías de repuesto, una linterna y una cocina en el patio que funcione con gas propano.

Tampoco olvide los medicamentos que usualmente toma y los artículos de primeros auxilios, que debe adquirir antes del llamado de alerta para evitar las largas filas en las farmacias.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.76%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.68%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
28062 votos

Las Más Leídas