“Conocí el DIARIO LAS AMÉRICAS hace ya 34 años, cuando vivía en Panamá, recién salido de Cuba, en 1986”, recordó el escritor y periodista Juan Manuel Cao, presentador del programa El Espejo y del noticiero de las 5 pm, en el canal de televisión América TeVé.

Como “no tenía dinero para comprarlo”, contó, “me iba a las Farmacias Arrocha, donde se vendía, y leía a hurtadillas lo más que podía, sobre todo las noticias de Miami, que eran para mí una curiosidad”.

Te puede interesar

“Contrario a lo que se podría pensar DIARIO LAS AMÉRICAS era más internacional que otros periódicos hispanos de Estados Unidos, y se distribuía por varios países del continente: fue mi primera ventana a esta ciudad en la que luego he vivido tantos años”, dijo el reconocido comunicador, que ha recibido varios premios Emmy durante su carrera.

“Gracias al Diario, cuando llegué a Miami ya sabía cuánto costaba un efficiency

¿Qué buscaba Cao en DIARIO LAS AMÉRICAS, “además de las noticias y los artículos de opinión”? Según afirmó, “me llamaban poderosamente la atención las páginas sociales, eran muy informativas, de cierta manera algo más que otras secciones: en esas fotos podía ver la forma de vestir, los peinados, las fiestas, las bodas, la clase elegante, la gente sencilla, y por supuesto, los ostentosos y los cursis”.

“Para alguien que venía del comunismo duro de antes de la perestroika, los anuncios se tornaban otra fuente de información y asombro. Porque, aunque denostada por la propaganda anticapitalista, su némesis, la propaganda comercial, es una fuente de información útil: sobre los precios, los lugares donde encontrar las cosas, y los productos mismos, muchos de ellos para mí desconocidos”, explicó el cubano, autor de la novela Te juro que soy culpable (Editorial Planeta, 2014).

De ahí que “gracias al Diario, cuando llegué a Miami, casi tres años después, ya sabía dónde buscar el mejor sándwich, la mejor pizza, y el más sabroso cafecito cubano, pero también cuánto costaba un efficiency o un transportation”.

Su mejor anécdota relacionada con el periódico “data precisamente de esa época en Panamá; y fue ver, publicado en sus páginas, uno de mis primeros artículos”.

“Carlos Alberto Montaner tuvo la gentileza de invitarme a escribir para Firmas Press, la prestigiosa agencia que distribuía artículos de opinión en una docena de periódicos de Hispanoamérica y Estados Unidos, fue así que, una tarde, cuando ojeaba el periódico a hurtadillas en la Farmacia Arrocha, me tropecé con mi nombre y mi escrito”, contó Cao.

No recuerda el título de lo que escribió, dijo, “pero sí la emoción que sentí. Fue un indicativo de que se me tomaba en serio. Después de haber estado tres años preso en Cuba por escribir lo que pensaba, mi palabra adquiría la dignidad que la censura y la represión me habían negado”.

“Gracias a esos escritos que luego se publicaron con cierta regularidad en la prensa estadounidense, se me hizo menos complicado conseguir trabajo al llegar a Miami. No olvidé y agradezco que todo comenzara aquí, en el entrañable DIARIO LAS AMÉRICAS”, apuntó el periodista.

Tras salir de Cuba en 1986, acusado de hacer propaganda en contra del régimen, trabajó en medios de comunicación en Panamá, hasta que llegó a EEUU en 1988, con el plan Éxodo, de la Fundación Nacional Cubano Americana.

Junto al exilio en el sur de la Florida por más de 60 años

“Sesenta años es la edad de la dictadura castrista, por lo tanto, el Diario ha sido testigo del surgimiento y apogeo del exilio cubano, el nicaragüense y el venezolano”, destacó el autor de El impertinente (Editorial Planeta, 2015), recuento experiencias en su carrera como periodista.

“Por sus páginas ha pasado la historia: Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles, los asesinatos de John y Robert Kennedy, Camarioca, el Mariel, la caída del muro de Berlín, la crisis de los balseros, Hermanos al Rescate, Elián, los espías, Castro, Allende, Ortega, Chávez, y un abrumador etc”, declaró.

Además, Cao señaló que uno de los elementos positivos de contar con el Diario radica en que las noticias sobre el exilio y Latinoamérica sean contadas por hispanos, “porque no se trata sólo de un idioma u otro. Se trata del enfoque”.

“He visto muchos intentos de unificar las coberturas. Expertos asegurando que bastaba traducir los artículos de un idioma a otro; pero al final no resulta”, comentó, “porque detrás del idioma hay una cultura, una historia y un modo de sentir y de ver las cosas que no siempre coincide. Lo difícil no es ser bilingüe, sino bicultural”.

Y como “uno es lo que ha vivido, y hay cosas de los nacidos aquí que jamás entenderemos, que nos están vedadas por no haberlas bebido desde pequeño, y hay cosas de nosotros que los americanos jamás entenderán. Todos tenemos algo que aprender y algo que aportar”.

@GrethelDelgado_

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas