Embed

MIAMI.- “El antisemitismo ha regresado y los judíos vuelven a sufrir la percusión que han padecido hace miles de años”, manifestó el alcalde de Bal Harbour, Gabriel Groisman, visiblemente preocupado por el fuerte aumento de agresiones y amenazas contra la comunidad judía que se registraron los primeros meses del año en todo el país.

Según cifras entregadas por Groisman, quien también es parte del Subcomité de Seguridad Nacional del Congreso para temas de Israel y el Medo Oriente, “más del 75% de los estudiantes judíos en universidades de EEUU han sentido ataques antisemitas”, pero, además, el líder político indicó que este flagelo hoy también inunda plataformas digitales como Twitter, red social en la que “más de 2.5 millones de tuits antisemitas se registraron en el último año”, aseguró Groisman a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Te puede interesar

Según la Asociación de Centros Comunitarios Judíos de Norteamérica, durante enero, febrero y marzo, más de 80 centros judíos han recibido amenazas telefónicas, detectadas en 33 estados del de país.

Hechos que se suman a los actos vandálicos ocurridos en un cementerio de Rochester, Nueva York, que dejaron como saldo la destrucción de lápidas y tumbas, al igual que los actos acontecidos en cementerios judíos de Filadelfia y Saint Louis (Misuri), adonde recientemente se desplazó el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, para condenar los hechos.

Respuesta tardía

“Cuando estos ataques explotaron a nivel nacional, la respuesta del presidente Donald Trump no fue suficientemente fuerte. Es por eso que yo, públicamente, llamé al Presidente para que diera una declaración firme y categórica. Y hoy estamos muy contentos de que esto haya ocurrido en su reciente discurso frente al Congreso”.

“Por otra parte, nos dejó muy conformes el hecho de que el vicepresidente fuera a visitar uno de los cementerios que fueron atacados. Eso representó una declaración de repudio muy importante, ya que la comunidad de todo el país debe saber que el Presidente no es antisemita y no apoya este tipo de actos delictivos”, afirmó Groisman.

Aunque el alcalde de Bal Harbour es enfático en señalar que la ola antisemita no es algo que tenga sus orígenes con el Gobierno de Donald Trump -ya que es un problema que se arrastra hace más de seis años- sí afirmó que los discursos en contra de las minorías no aportan paz al país. Sin embargo, agradeció que el Presidente haya iniciado su primer discurso frente al Congreso condenando el antisemitismo como una forma de odio y maldad.

"Las recientes amenazas contra los centros comunitarios judíos y el vandalismo de los cementerios judíos (...) nos recuerdan que, si bien podemos ser una nación dividida en políticas, somos un país que condena el odio y el mal en todas sus formas", dijo Trump en su reciente discurso.

Bal Harbour Gabriel Groisman
El alcalde de Bal Harbour, Gabriel Groisman
El alcalde de Bal Harbour, Gabriel Groisman

Esfuerzos en Miami

A pesar del incremento actual del antisemitismo en EEUU, durante los pasados años 2014 y 2015 el FBI registró más de 1.270 incidentes de crímenes de odio dirigidos a judíos. Es por ello, que Groisman aseguró que, si bien es importante abortar el tema desde la contingencia, más relevante todavía es trabajar de cerca y de forma sostenida con la Policía de Miami para frenar este tipo de hechos, especialmente en Bal Harbour, que es una ciudad en la que la comunidad religiosa y observante se caracteriza por convivir en total armonía.

“Estamos trabajando con la policía local, federal y con el FBI para mantenernos bien informados. Las comunidades judías en el Sur de La Florida están muy bien protegidas por la Policía y por el Gobierno. Sin duda, tenemos mucha suerte ya que hay varios puntos vulnerables en el resto del país”, manifestó el alcalde, quien además hizo un llamado a la comunidad a condenar y no convertirse en testigos pasivos de este tipo de hecho delictivos.

“Cada persona debe tomar una posición y ser responsable frente a sus amigos, compañeros de trabajo, etc. No podemos tolerar ni guardar silencio frente a comentarios racistas de ningún tipo. Estas olas de odio hay que frenarlas desde su inicio, y como ciudadanos no podemos permitir que estos hechos se acepten en ningún círculo social en el que nos desenvolvamos”, dijo.

A raíz del primer discurso de Trump frente al Congreso, y consultado sobre la relevancia del papel que pueda jugar el Presidente en el marco de cualquier esfuerzo que busque ayudar al proceso de diálogo entre Israel y Palestina, Groisman declaró: “Desde el año 1948 los presidentes de EEUU, comienzan sus mandatos con el anhelo de llevar paz a esa región. Donald Trump no va a poder lograr eso, sin embargo, el apoyo que ha manifestado a Israel y al pueblo judío es muy importante y relevante en este debate. En especial frente a esta explosión de ataques que ocurren en la actualidad”.

En los próximos dos meses el alcalde de Bal Harbour, Gabriel Groisman, volverá al ojo público cuando se vote la expansión de Bal Harbour Shops, tema conflictivo en su ciudad, y que a juicio de Groisman representará grandes cambios.

LEA TAMBIÉN: NOTICIAS MIAMI

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.8%
65670 votos

Las Más Leídas