MIAMI.- El grupo Beckham-Mas se apunta otra victoria, esta vez en Fort Lauderdale, donde los propulsores de un centro comercial con estadio de fútbol en Miami acaban de obtener el visto bueno de la alcaldía para remodelar el viejo Lockhart Stadium, que estaría previsto “para entrenamientos y primeras dos temporadas”.

De hecho, el cuerpo legislativo municipal aprobó por unanimidad convertir el estadio existente de 18.000 asientos en otro de 25.000 para comenzar a jugar allí el próximo año.

Te puede interesar

El equipo, por supuesto, es el Inter Miami CF, que tendrá por casa el aún por aprobar centro deportivo comercial Miami Freedom Park, pero al menos las dos primeras temporadas, 2020 y 2021, serían jugadas en Fort Lauderdale.

Más tarde, cuando el estadio que propone David Beckham, junto a su socio comercial Jorge Mas, sea finalmente construido en Miami, el equipo de fútbol sería trasladado al Miami Freedom Park.

El proyecto de reconstrucción propone terrenos deportivos, estacionamiento y un campo de fútbol local para dos escuelas secundarias que colindan con el lugar.

Según el acuerdo, el grupo Beckham-Mas arrendaría el lugar por 50 años a precio de mercado y aportaría 60 millones de dólares para reconstruir la instalación deportiva, mientras el ayuntamiento apostaría por una parte de los 200 millones de dólares que el electorado aprobó el año pasado para realizar mejoras a parques públicos.

Por otra parte, Beckham-Mas aguarda por la respuesta de la Ciudad de Miami a la propuesta de arrendamiento de 131 acres del terreno público Melreese Park por 99 años, para construir el megaproyecto deportivo comercial Miami Freedom Park, que el electorado de la municipalidad consintió en las elecciones de noviembre.

El informe, en las palabras de Mas, apuesta por “un acuerdo justo según el precio de mercado que provea a los miamenses un parque público expansivo, con 11.000 empleos en la construcción, 2.300 puestos permanentes y más de 40 millones de dólares en pagos de impuestos al municipio, sin que la Ciudad tenga que gastar un centavo”.

No obstante, el comisionado Manolo Reyes, que atiende el distrito 4 de la Ciudad de Miami, señaló que mantendrá su oposición “hasta que no vea un proceso transparente y se someta a una licitación pública, que es necesaria para conocer las opciones y ofertas de otros interesados”.

El año pasado, durante las elecciones del 6 de noviembre, el 60,16% del electorado de Miami autorizó al ayuntamiento de Miami a negociar y ejecutar un contrato de arrendamiento por un término de 99 años para construir el centro deportivo comercial Miami Freedom Park, en los terrenos del campo de golf Melreese, sin costo para los contribuyentes de la ciudad.

“Recordemos que ese referendo autorizó al municipio a negociar y ejecutar un contrato, no a esquivar el proceso de licitación”, argumentó Reyes.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas