MADRID.- El Grupo de Lima ha condenado este viernes la elección de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y ha pedido a la organización internacional que continúe su investigación sobre la situación humanitaria en el país a pesar de su nuevo estatus.

Los países firmantes -Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía- han lamentado "profundamente" que "el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro, responsable de muy graves violaciones a los Derechos Humanos, haya sido elegido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para el período 2020-2022".

Así, han ratificado su "firme decisión de realizar los mayores esfuerzos para que se continúe en dicho Consejo la investigación de las violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos en Venezuelapara que los responsables de estos actos criminales no queden impunes".

Además, han reiterado "su permanente compromiso de continuar promoviendo, junto con la comunidad internacional, la recuperación de la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela".

América Latina y el Caribe tenía dos asientos reservados entre los nuevos integrantes del Consejo que, en principio, se iban a adjudicar automáticamente a Venezuela y Brasil porque eran los únicos aspirantes por la región.

Te puede interesar

Para evitarlo, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció el pasado 3 de octubre 'in extremis' la candidatura del país. "Por las graves violaciones contra los Derechos Humanos (...), el régimen de Venezuela no es un candidato adecuado para el Consejo", dijo en Twitter.


Pese a ello, Venezuela fue elegido en la votación que se llevó a cabo el jueves en la Asamblea General de la ONU junto a Brasil, mientras que Libia, Mauritania, Namibia y Sudán, ocuparon los cuatro asientos africanos; Indonesia, Japón, Islas Marshall y Corea del Sur, los cuatro de Asia-Pacífico; Armenia y Polonia, los dos de Europa del este; y Alemania y Países Bajos, los otros dos de Europa occidental.

Venezuela ocupará la vacante de Cuba, cuyo mandato acabará el 31 de diciembre, mientras que Brasil ha sido reelegido para otros tres años. Caracas y Brasilia compartirán la representación regional con Argentina, Bahamas, Chile, México, Perú y Uruguay, ya presentes en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, formado por 47 países.

El régimen de Maduro celebró la designación de Venezuela como una "victoria histórica" porque, según denunció, ha tenido que hacer frente a una "campaña brutal" de Estados Unidos y sus aliados a favor de Costa Rica. La oposición liderada Juan Guaidó, en cambio, ha denunciado que "el régimen se sienta en una silla bañada de sangre".

FUENTE: Con información de Europa Press

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas