BOSTON.- Michelle Carter le envió a su novio incontables mensajes de texto alentándolo a seguir adelante con su plan de quitarse la vida, hasta que finalmente lo hizo.

Dos años después de que Carter fuera condenada por homicidio involuntario en un caso que conmocionó a Estados Unidos, la directora de un nuevo documental quiere que los espectadores decidan por sí mismos si sus acciones fueron criminales.

Te puede interesar

La película de dos partes, que se estrena el 9 de julio en HBO, escarba en el caso legal contra Carter y explora un lado distinto de la joven de Massachusetts presentada por los fiscales como una vil manipuladora que convenció a Conrad Roy III de que se suicidara en busca de atención.

"Presentaron esta historia muy simple de que Michelle Carter era esta beldad fría que se propuso matar a un joven para hacerse popular", dijo Erin Lee Carr, la directora de "I Love You, Now Die: The Commonwealth V. Michelle Carter" (Te quiero, ahora muérete). “Yo sabía que eso no iba a ser correcto, pero que por último sería la narrativa presentada por la fiscalía".

El documental llega en momentos en que los abogados de Carter apelan su caso en la Corte Suprema federal. Carter, ahora de 22 años, comenzó a cumplir su sentencia de 15 meses de cárcel en febrero, pero sus abogados esperan presentar su apelación ante el máximo tribunal de la nación antes del 8 de julio.

Carter optó por un juicio sin jurado, con lo que un juez decidió su suerte. Carr dice que quiere que la película actúe como el juicio con jurado que Carter no tuvo.

"Realmente quisimos presentar el caso de una manera que ustedes se convirtieran en su jurado", dijo Carr.

El juez falló que Carter, entonces de 17 años, ocasionó la muerte de Roy, de 18, cuando le ordenó en una llamada telefónica que regresara a su camión lleno de monóxido de carbono en el 2014. La llamada no fue grabada, pero el juez se basó en un texto que Carter le mandó a una amiga diciendo que le dijo a Roy que volviera al vehículo.

Carter no subió al estrado en su juicio y sus padres declinaron ser entrevistados por Carr. Pero sus palabras aparecen en el filme a través de miles de mensajes de texto que intercambió con Roy, metiendo al espectador en una retorcida relación entre adolescentes que existió casi por completo en sus teléfonos celulares.

El documental comienza con el caso de la fiscalía, incluyendo un video del juzgado y entrevistas con los familiares consternados de Roy y los detectives que descubrieron los textos luego que el cuerpo de Roy fue hallado en su camión. Usando declaraciones de compañeros de clase de Carter que la presentaron como una chica desesperada y poco popular, los fiscales argumentaron que Carter empujó a Roy a suicidarse para poder recibir la atención que tanto ansiaba como la novia en duelo.

La segunda parte, que se enfoca en la defensa, pinta un retrato diferente de Carter, quien tenía sus propios problemas serios de salud mental, tomaba antidepresivos y, al igual que Roy, había intentado suicidarse. Sus abogados y otros la presentan como una joven increíblemente solitaria que creyó que podía ayudar a Roy y que tenía, como dijo un reportero, "una incapacidad espeluznante para entender completamente la realidad".

Hacia el final de la cinta, la pregunta se convierte en: ¿Le dijo en verdad Carter a Roy que volviera al camión? No hay textos al respecto el día en que éste murió, sólo el texto que Carter le envió a su amiga dos meses después del deceso en el que dijo que era su culpa.

"Michelle Carter tiene muchos problemas de depresión, de mentir por atención", dijo Carr. "¿Cómo se puede decir que esa oración refleja realmente lo que ocurrió?"

FUENTE: AP
 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas