El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió "terminar ya" con la represión y la violencia en Nicaragua después de que este sábado las manifestaciones convocadas por la oposición fueran respondidas por un importante dispositivo policial.

"La represión y la violencia en #Nicaragua tienen que terminar ya. El gobierno de Daniel Ortega debe permitir la protesta pacífica y respetar todos los derechos de los nicaragüenses #OEAconNicaragua", ha publicado Almagro en su cuenta en Twitter.

Te puede interesar

Embed

Almagro se refiere así a las protestas contra el régimen del gobernante Daniel Ortega en cuatro puntos de la capital celebradas este sábado pese a un importante despliegue policial.

Los agentes han utilizado bombas aturdidoras y una de ellas impactó en la cabeza a uno de los activistas, Pedro Estrada Ortiz, de 21 años, quien se encontraba en la protesta del parque del edificio Centro Pellas, informa el diario nicaragüense 'La Prensa'.

Allí los manifestantes se han enfrentado cuerpo a cuerpo con la Policía y fue en ese momento cuando el joven, que se encontraba junto al político opositor Félix Maradiaga, recibió el impacto en la cabeza. Ortiz es uno de los excarcelados por el régimen para facilitar el diálogo con la oposición.

Durante las protestas ha vuelto a predominar el azul y blanco de la bandera hondureña y de la plataforma opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB). Otra de las concentraciones fue la del barrio Movistar, donde por el momento no hay datos de heridos.

Una tercera concentración en el parque de un restaurante fue igualmente asediada por la Policía, aunque concluyó sin mayores incidentes. El cuarto punto de concentración fue la plaza Vistana, donde tampoco hay noticia de disturbios, aunque sí hubo una importante presencia policial.

Además hay noticia de piquetes esporádicos en otros puntos de la capital y de controles de las fuerzas de seguridad en los autobuses con destino a Managua para evitar la llegada de simpatizantes de la oposición.

La crisis estalló en el país en abril de 2018 por las protestas contra una polémica reforma de la seguridad social, que crecieron rápidamente hasta exigir la "democratización" de Nicaragua, en lo que ha sido el mayor desafío a Ortega en sus quince años de gobierno y a lo que el gobernante respondió con una dura represión.

El líder 'sandinista' ofreció finalmente un diálogo nacional que fracasó por su negativa a convocar elecciones anticipadas. En febrero, las partes acordaron retomar las conversaciones y celebraron las primeras reuniones. Sin embargo, en mayo se suspendió de nuevo el diálogo por acusaciones cruzadas de incumplimiento.

La opositora Alianza Cívica --ahora integrada en la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)-- había exigido al régimen que cumpliera su promesa de liberar a todos los presos políticos antes del 18 de junio.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas