Por LUIS CORONA / PACIANO PADRÓN

VenAmérica rechazó el reciente error de la Asamblea General de la ONU al elegir a la Venezuela regida por el usurpador y narco-dictador Maduro, para integrar el Consejo de Derechos Humanos, y exige rectificar el injusto desatino. VenAmérica, ONG que lucha por los derechos fundamentales, la democracia y la libertad, respalda las acciones y la campaña mundial de UN Watch para expulsar al régimen de Maduro de ese Consejo de la ONU, colaborará con las acciones que a tal efecto adelanta el embajador Diego Arria, y hará todo lo que esté a su alcance para que los parlamentos nacionales y multilaterales del mundo, así como las ONG e instituciones públicas y privadas, se pronuncien al respecto. Debemos lograr que con la expulsión de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos renazca la esperanza y se haga justicia.

Te puede interesar

“El pasado jueves 17, al elegir la Asamblea General de Naciones Unidas a algunos miembros del Consejo de los Derechos Humanos para el año 2020, se ganó el repudio mundial al dar una silla en el Consejo que vela por los derechos fundamentales del hombre, al representante de un país que ese mismo Consejo conoce como un Estado forajido, que viola sistemática y masivamente los derechos sociales, civiles, económicos y políticos de la población. Revocar el mandato constituye un mensaje positivo y alentador al mundo”.

VenAmérica dijo en su comunicación a las Naciones Unidas que “El mismo jueves 17 de octubre, cuando Maduro celebraba el ingreso de uno de los suyos al Consejo de Derechos Humanos, se estaba confirmando el asesinato de un representante del pueblo, del Concejal Edmundo Rada, ejecutado poco antes con dos tiros en la nuca y luego calcinado su cadáver. En el último año y medio precedente al Informe de la alta comisionada de los Derechos Humanos, Venezuela sumó más de 7.000 ejecuciones extrajudiciales de parte de los órganos de seguridad del régimen criminal. Luego del Informe Bachelet, no han cesado las ejecuciones extrajudiciales ni se hna acatado las recomendaciones de la Alta Comisionada, de disolver la FAES, Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional”.

VenAmérica sabe que ocupar una silla en el Consejo de Derechos Humanos no es un premio de buena conducta, ni significa un reconocimiento al respeto de los derechos humanos de parte del país miembro. Venezuela entraría en enero de 2020 a suplir a Cuba, hasta ahora miembro de ese Consejo, no siendo Cuba un ejemplo de respeto a los derechos fundamentales. En esas sillas se han sentado representantes de Libia, Siria e Irak.

Los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos son escogidos por regiones en el mundo, correspondiendo ocho sillas a América Latina, por lo que se supone que Venezuela representaría a la región latinoamericana, pero la mayoría de los países latinoamericanos a través de sus gobiernos legítimos han anunciado no estar de acuerdo en que hoy Venezuela los represente, luego algo está mal en el sistema de elección de los miembros del Consejo de Derechos Humanos.

Sabemos de las fórmulas político-matemáticas que se producen en este tipo de elección, como sabemos -ya lo dijimos- que ella no es un reconocimiento de buena conducta, pero sí un pésimo mensaje al mundo, mensaje que puede y debe ser rectificado, tal como lo solicitamos formalmente a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Echar a Venezuela del Consejo de Derechos Humanos es un mensaje positivo al mundo.

www.venamerica.org

Los autores de esta columna son el presidente y el director de VenAmérica, respectivamente.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas