LA PAZ - La senadora opositora Jeanine Añez ha asumido este martes la Presidencia de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales, después de una sesión en el Senado que ha sido cancelada ante la falta de 'quorum'.

"Debe aplicarse la sucesión presidencial de inmediato, ante la ausencia y abandono del presidente y vicepresidente", según ha informado el diario boliviano 'El Deber', que realiza una transmisión en vivo desde el Parlamento.

Te puede interesar

"Me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país", ha manifestado, tras dos intentos fallidos de celebrar una votación ante la falta de 'quorum' por la ausencia de los oficialistas del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, que huyó del país tras su dimisión.

Añez subrayó que "el pueblo boliviano es testigo de que hemos hecho todos los esfuerzos necesarios para canalizar la presencia de los asambleístas de las tres fuerzas políticas".

Añez, como 'número dos' del Senado, se declaró dispuesta a asumir de forma interina la Presidencia de Bolivia con el "único objetivo" de convocar nuevas elecciones.

Además de Morales, su vicepresidente y los titulares de las dos cámaras del Parlamento, decenas de cargos públicos han renunciado en estos días, lo que provocó que la senadora ascendiera en la línea sucesoria para asumir la Presidencia.

La senadora era esperada por una multitud de bolivianos a la salida del Parlamento, tras asumir el cargo, que coreaban "sí se pudo", "Viva la Biblia", eso porque el libro de las Sagradas Escrituras volvió a entrar al Palacio de Gobierno en La Paz, de acuerdo con la transmisión en vivo de el diario El Deber.

Áñez ingresó al viejo Palacio de Gobierno con una Biblia en la mano, aunque nadie le tomó juramento. Una vez ahí pidió un minuto de silencio para los cuatro muertos durante las protestas y llamó a las Fuerzas Armadas a ayudar a pacificar el país.

“Bolivia quiere vivir en paz. Sí se pudo, sí se pudo”, dijo antes de ser coreada por sus partidarios y anunciar que convocará a elecciones limpias y con autoridades probas.

La Constitución pone como plazo 90 días para ello.

Poco después, se escucharon bocinazos y petardos en la ciudad. Paralelamente, seguidores de Morales rechazaban la decisión a unas cuadras del lugar.

Luego del anuncio, el líder de las protestas, Luis Fernando Camacho, aseguró que más tarde se suspendería el paro y las movilizaciones en Santa Cruz, bastión opositor cuya presencia fue fundamental para presionar a Morales.

A su vez, el expresidente Carlos Mesa y principal rival de Morales en los comicios, se unió a la celebración con un mensaje en su cuenta de Twitter. “Felicito a la nueva Presidenta Constitucional de Bolivia Jeanine Añez. Nuestro país consolida con su posesión, su vocación democrática y la valentía de una gesta popular legítima, pacífica y heroica. Todo éxito en el desafío que afronta. Viva la Patria!!!!!”.

El martes por la tarde, legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente y con mayoría en el Congreso, alegaron supuestas falta de seguridad en La Paz para que arribaran los representantes de otras regiones y cuestionaron los procedimientos.

Según Juan Cala, diputado de ese grupo, la sesión era ilegal porque “el primer paso es recomponer las directivas de las cámaras ante las renuncias”. Agregó que sólo 20% de los 119 legisladores del MAS llegaron a La Paz y el resto no lo pudo hacer alegando supuestas falta de garantías.

La Asamblea tiene 136 miembros entre senadores y diputados.

Áñez, que había convocado a la sesión, dijo que los legisladores debían aprobar la carta de renuncia de Morales y definir al sucesor interino.

“El país vive momentos dramáticos y todos los parlamentarios tenemos la obligación de dar certezas”, dijo más temprano, en rueda de prensa ante las dudas sobre la llegada de los legisladores del MAS.

Las movilizaciones seguían activas en La Paz, donde aviones militares ocasionalmente sobrevolaban la ciudad realizando patrullajes.

El líder de la oposición Luis Fernando Camacho invitó a la población a congregarse esta medianoche al pie del monumento Cristo Redentor, y anunció la suspensión del paro nacional.

Evo Morales reacciona

El expresidente boliviano Evo Morales arremetió en Twitter contra la presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez. El exgobernante mantiene un discurso trillado que fue víctima de un golpe de estado.

“Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia”, decía el mensaje. “Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por FFAA y Policía que reprimen al pueblo”, escribió Morales que renunció al cargo el pasado 10 de noviembre.

Morales dijo que “denunciaba” la situación ante la comunidad internacional y nombró una serie de artículos contra los cuales atentaría Áñez tras su decisión.

“Bolivia sufre un asalto al poder del pueblo”, aseguró el exmandatario de 60 años, acusado de haber cometido fraude en las elecciones presidenciales en ese país, irregularidades documentadas por la OEA.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas