A la redacción de Diario Las Américas llega una carta firmada por Bernardo Lazcano, desde Madrid, quien hace un recuento de la situación política de España en tiempos del coronavirus y de cambios.

...

Te puede interesar

Esta epístola va dirigida a todos aquellos que, como yo, creen en un estado de derecho, donde primen los méritos y el esfuerzo personal, sobre las subvenciones y las poltronas.

Desde que se constituyó el actual gobierno de coalición oigo a familia y amigos repetir: “esto es una vergüenza”, “esto no puede durar” “las próximas elecciones se quedan sin votos”... Es lógico que piensen así, pero es un GRAN ERROR. La política no funciona así: los partidarios de la actual coalición no ven lo que pasa como lo vemos nosotros. Para ellos lo están haciendo bien, mejor que lo hacían los, para ellos, "fascistas", "corruptos de derechas", "franquistas", etc. Y eso no va a cambiar, aunque lleguemos a los 100.000 muertos por coronavirus y lleguemos a los 6 millones de parados otra vez; menos aún con la ayuda de los independentistas y de las cadenas de televisión y periodistas sectarios que cuando hablan saben que están mintiendo y además se les nota.

Yo he perdido la esperanza de que volvamos a ser un país democrático y moderno porque los que pensáis como yo estáis divididos. Divididos por razones muy serias en su día que hoy, tal como se han desarrollado las cosas, carecen de importancia comparadas con lo que está pasando y va a pasar. Podemos circular mil WhatsApp, relatando sucesos escalofriantes, ridículos, amorales, perversos realizados por la pandilla de párvulos indocumentados que nos gobierna, pero no va a pasar nada porque nuestra red social es endogámica, los circulamos entre nosotros, nos indignamos, gritamos hasta la saciedad “HAY QUE HACER ALGO”. Estamos de acuerdo en nuestros principios y valores morales, pero a la hora de la verdad estamos divididos irreconciliablemente porque unos somos más de centro, otros del PP de toda la vida, otros odian a Rajoy y al PP, nunca he sabido bien por qué, y otros pasan porque no les gusta ninguno... Todo es opinable.

Lo que no es opinable es que, “Divide et impera”, frase atribuida al dictador y emperador romano Julio César, es la regla de ORO de la estrategia para ganar batallas, guerras, escaramuzas e incluso disputas familiares: DIVIDIR. “Divide y vencerás”. Eso es lo que han sabido hacer los actuales gobernantes con la inestimable ayuda de los que deberían estar gobernando, es decir con nuestra ayuda en una especie de suicidio programado. No hace falta que os recuerde como han ido las cosas desde que se inició la división: perdida de mayoría, necesidad de pactos, apoyo traidor de los independentistas, moción de censura y nuevas elecciones YA DIVIDIDOS, que se hubieran ganado, por número de votos, si se hubiera votado a un solo partido.

Nuestra única esperanza, utilizando un símil bancario, es una fusión por absorción donde el que absorbe es el más grande, y acudir a las próximas elecciones como un único partido que aglutine los ideales fundamentales de Dios, Familia, Trabajo, Patria, y Ley y consiga mayoría absoluta que es cerca de 11 millones de votos. Solo un visionario puede pensar que estemos los 11 millones de individuos de acuerdo en todo, por lo tanto, tenemos que renunciar a parte para conseguir el todo.

Pero para hacer realidad esta entelequia algunas “prima dona” de la política tendrían que renunciar a su “ego” y a esa perniciosa tendencia a estar cargados de razón.... la razón no sirve, no es suficiente. Solo sirve, desgraciadamente, la mayoría absoluta como ya se ha demostrado, pues los contrarios a la estabilidad y al orden, podemitas, indepes, resentidos antisistema y pasotas, saben unirse y cuentan con el comodín fatuo, oportunista y trilero que actúa, como líder de un partido que fue decente pero cuyos miembros, ahora, callan y otorgan.

Durante años defendí que, aunque el ideario de la nueva derecha fuera la mejor opción conceptual, votarle era equivalente a votar a Podemos porque nunca tendría otro efecto que dividir a los constitucionalistas del centro y de la derecha. Desgraciadamente el tiempo me ha dado la razón, hemos vaciado un caldero para llenar otros más pequeños y en el trasiego hemos perdido gran parte de los escaños que nos pertenecen por derecho propio. No creo que nadie lo discuta ya: se podrán argumentar motivaciones de honestidad, dignidad, lealtad a sus principios, etc. Todo esto es respetable, pero el resultado ha sido que el vicepresidente, que manda hoy, es Iglesias y por lo tanto el que decide el futuro de nuestros descendientes.

La próxima vez, si la hay, seamos generosos con nuestros hijos y nietos, aparquemos nuestras diferencias, exijamos un único partido de centro derecha, reclamemos listas con profesionales de prestigio dedicados a la política y no con inútiles políticos profesionales, unámonos alrededor de él y cortemos la hemorragia generando una mayoría absoluta, para que no se nos muera el país que conseguimos.

Si no somos capaces habremos vuelto a fallar y seremos tan responsables como los inútiles que ahora nos malgobiernan, haciendo lo posible por mantenernos divididos.

Será nuestra última oportunidad. ¡No la desaprovechemos!

Bernardo Lazcano (1949)

Aislado por COVID-19

2020

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 28.93%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 22.23%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 17.25%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 13.88%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 17.71%
2852 votos

Las Más Leídas