Especial
@Marinellys

ROMA.- El domingo 08 de noviembre fue el acto de toma de posesión del socialista Luis Alberto Arce Catacora como nuevo presidente de Bolivia, en medio de tensiones políticas por las protestas que rechazan el regreso del Movimiento al Socialismo (MAS) al poder y del ex presidente Evo Morales al país. El nuevo presidente dirigió durante más de una década la economía del país andino durante el gobierno de Morales y su camino a la presidencia fue posible luego de que el presidente indígena renunciara obligado por las denuncias de fraude, en su intento de reelegirse para un cuarto mandato, no permitido por la Constitución boliviana.

Te puede interesar

“Somos mayoría”, declaró Arce Catacora durante su discurso de investidura, en el que criticó duramente el gobierno de transición que, durante un año, había logrado pacificar el país y sobrellevó la crisis de la pandemia. Sin embargo, esa mayoría en la “Asamblea Legislativa Plurinacional” no es la misma que ostentaba Evo Morales: de 139 escaños que tenía el MAS en la legislatura anterior en la cámara de diputados se redujo a 75, y de 36 senadores ahora tiene 21.

Y el MAS lo sabe, pues la bancada socialista aprovechó el control que tenía en el poder legislativo anterior y durante la última sesión del Senado cambió el reglamento de Senadores y Diputados para que una “mayoría absoluta” y no los “dos tercios de los miembros presentes en la Asamblea Legislativa” apruebe decisiones fundamentales del poder legislativo, como elegir el Contralor General del Estado, el Defensor del Pueblo y el Fiscal General del Estado. Una maniobra que garantizará al nuevo gobierno el control político de los poderes públicos del Estado y por ende dando una clara señal de autoritarismo.

“¡Vaya forma de empezar!”, expresó el politólogo Boliviano Franklin Pareja a través de su Twitter: “El poder constituyente (SOBERANO), eligió a sus representantes por los próximos 5 años y la cuota de poder que les corresponde. El "poder constituido" en salida (ALP), decidió desconocer esa voluntad modificando los 2/3. ¿Para qué hubo elecciones entonces?”.

Para entender las profundas contradicciones del país sudamericano y por qué los bolivianos afrontan un aparente punto de inflexión, con el regreso de los masistas al poder, DIARIO LAS AMÉRICAS entrevistó en exclusiva a Franklin Pareja. Profesor titular de Ciencias Políticas de la Universidad Mayor de San Andrés, fue presidente del Colegio de Politólogos de La Paz y es socio estratégico de la Fundación Jubileo en Bolivia, coordinadora de la campaña “Tu Voto Cuenta”, que promovió la transparencia electoral durante este proceso Elecciones Generales 2020.

“El Movimiento Al Socialismo sigue siendo una fuerza que no está dispuesta a resignarse. Pero la crisis múltiple que configura problemas de naturaleza económica política social y sanitaria, son un cóctel explosivo para el futuro gobierno que deberá tomar decisiones muy complejas y eventualmente impopulares”.

-¿Qué análisis hace de los recientes resultados electorales?

La contundencia de los resultados hace ver que el Movimiento al Socialismo se ha reconstituido y también ha recuperado importantes segmentos de clases medias y eventualmente inclusive sectores acomodados que no quisieron manifestar su adhesión anteriormente y formaban parte del voto oculto. Eso supone que no es una fuerza política que solamente tiene apoyo en los sectores populares en realidad es una fuerza poli clasista. El haber obtenido una adhesión popular tan importante sin la participación de Evo Morales y a pesar de Evo Morales ciertamente imbuye al señor Arce Catacora con mucha legitimidad, pero será complicado porque ciertamente todavía los sectores adscritos al liderazgo de Evo Morales van a pretender tener una cuota importante de poder y eventualmente tener incidencia en las decisiones del próximo gobierno. Por eso, la gran pregunta es quién va a gobernar Bolivia, ¿el sector duro de Evo Morales o una nueva era de Arce Catacora?

-Son numerosas las denuncias de acciones inconstitucionales cometidas por Evo Morales durante los casi 14 años que estuvo en el poder, al punto de socavar las instituciones democráticas. Ahora con un ex ministro de su gobierno, ¿está en riesgo la democracia en Bolivia?

La institucionalidad democrática ha sido fuertemente afectada por la sistemática violación de la Constitución que particularmente Evo Morales promovió, el gran desafío de cara al pueblo es ver si van a continuar las mismas prácticas o si vamos a tener un gobierno con talante más democrático dialogante y respetuoso del ordenamiento jurídico. Sin embargo, el país tiene un déficit crónico de presencia robusta de partidos políticos, lo cual no contribuye a que la democracia sea de calidad, porque debemos entender que en una democracia tiene que haber un espacio de poder compartido y no un espacio de poder concentrado. Lo cierto es que, con el Movimiento Al Socialismo, a través de la legitimidad de sus votos se produjo un efecto contrario, que instaló en el país un monopartidismo; que lejos de contribuir a políticas sociales, al final se envileció y fue altamente favorable a un proyecto político de corte personal. Esa es la crisis que vive el país, todavía con unos matices de inestabilidad.

-¿Cuáles son los desafíos del nuevo gobierno?

Los desafíos fundamentalmente se enfocan en la reactivación económica, la generación de empleos, la reingeniería del sistema de salud y, eventualmente, ver qué decisión se va a adoptar con la justicia. El hecho de que cuente con una mayoría parlamentaria le va a permitir tener márgenes razonables de estabilidad, pero si las medidas son impopulares y si la sensación de la crisis económica no genera alivios rápidos como quisiera la población, Arce Catacora, que fue el artífice aparentemente del éxito económico de Morales, será duramente cuestionado.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.3%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.37%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.33%
21843 votos

Las Más Leídas