MADRID.- Nicolás Maduro ha asegurado que "se ha mentido mucho" sobre la cifra de migrantes y refugiados que han abandonado Venezuela y, en contra de las cifras manejadas por Naciones Unidas, estima que en los últimos tres años han salido entre "300.000 y 700.000 venezolanos".

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calculan en más de cuatro millones de personas el éxodo venezolano, pero Maduro ha restado credibilidad a un balance que el régimen chavista ha cuestionado de forma reiterada en los últimos años.

"Han dicho que se han ido tres o cuatro millones. Nosotros tenemos nuestras cifras, y en los últimos tres años han salido entre 300.000 y 700.000 venezolanos", ha afirmado el dictador durante un programa de la cadena rusa RT presentado por el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Maduro ha afirmado que la cifra "se ha exagerado" porque es la primera vez que hay una gran cantidad de ciudadanos trabajando en capitales de la región y, sobre los motivos que les habrían llevado a abandonar Venezuela, ha apuntado al "nivel de tensión y agresión nunca visto". "La emigración termina siendo una opción", ha añadido.

Maduro ha vuelto a señalar a Estados Unidos de estas "agresiones", que atribuye a la "obsesión" y el "odio" del presidente norteamericano, Donald Trump. Incluso lo ha comparado "con la era de (Adolf) Hitler" y con la persecución ejercida por el dictador nazi contra el pueblo judío en Europa.

Europa "de rodillas" ante Trump

El dictador de Venezuela ha echado en falta más solidaridad de los gobiernos europeos, pero ha señalado que estas "oligarquías" en realidad "son aliadas carnales del poder estadounidense. Así, considera que Trump "ha impuesto su política extremista contra Venezuela" y Europa "está de rodillas".

Ha ironizado también con los términos de "usurpador" o "dictador" con el que suelen describirle líderes opositores como Juan Guaidó y ha alegado que, desde la llegada de Hugo Chávez al poder, "se han hecho 25 elecciones". "Una extraña dictadura", ha añadido.

Los últimos comicios presidenciales no cumplieron con las garantías electorales para que se consideraran imparciales, equilibradas y democráticas, tal como denunció la oposición y la comunidad internacional. En mayo de 2018 los principales partidos y líderes políticos fueron inhabilitados por el Tribunal Supremo de Justicia oficialista. En la contienda solamente acudió Nicolás Maduro y unas agrupaciones políticas sin ningún tipo de posibilidad electoral. En los meses previos a mayo, cuando se celebró la supuesta elección, estos candidatos, desconocidos para la mayoría de los venezolanos, fueron acusados de estar haciéndole el juego al régimen. Casualmente estos mismos personajes aparecen firmando el acuerdo de paz presentado por el régimen como un supuesto logro con "la oposición" a espaldas de la Asamblea Nacional, institución elegida democráticamente y del presidente encargado que goza del respaldo de más de 50 países de la comunidad internacional.

Te puede interesar

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas