MIAMI.- El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) vive un cierto despertar después de largos meses de letargo, en los que apenas despegaron y aterrizaron menos del 3% de los pasajeros que, antes de la pandemia, transitaban por una de las terminales más concurridas del país.

A la hora de diagnosticar el estado de salud económica de nuestra región, el MIA es uno de los principales síntomas a medir. Su actividad genera casi 300.000 empleos y su impacto financiero en el turismo, las operaciones de cruceros y la banca internacional alcanza los 31.9 mil millones de dólares, lo que lo hace parte esencial de una de las industrias más afectadas por el cierre que provocó el coronavirus.

Te puede interesar

Por ello, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Lester Sola, director ejecutivo del MIA y el Departamento de Aviación de Miami-Dade, para conocer de primera mano a qué se debe el nuevo impulso que experimenta la terminal y sus proyecciones en medio de la crisis.

“Lo importante es saber dónde nos encontramos ahora y qué caminos tenemos por delante. Pero para que sea válido este análisis, el punto de referencia adecuado deber ser el nivel alcanzado en 2019. Año que establecimos un récord en volumen de pasajeros al atender 46 millones de viajeros”, así comenzó su razonamiento el alto ejecutivo de una de las terminales que formaron parte del selecto grupo de 45 más transitadas del mundo el año pasado.

Antes de la pandemia, “estábamos creciendo a razón de un millón de pasajeros al año. En febrero pudimos exhibir nuestras capacidades al mover sin ningún problema a los miles de fanáticos que viajaron desde todos los puntos de la unión para disfrutar el partido de la Super Bowl LV, que se jugó en el estadio Sun Life en Miami Gardens. De pronto, vino el COVID-19 y el flujo cayó abruptamente de 115.000 mil pasajeros al día a 3.500 solamente. Casi el 3% de los pasajeros habituales”, señaló.

Detrás de la recuperación

Hasta el pasado febrero, el 51% de los pasajeros que pasaban por el MIA tomaba vuelos nacionales. “Hoy día, estamos registrando 40.000 pasajeros diarios. De ellos, el 95% proceden de vuelos nacionales y sólo 5% viaja al exterior, principalmente hacia el Caribe y Suramérica”, numeró Sola.

A pesar de que la recuperación del sector será lenta, muchas compañías del mundo que han logrado sobrevivir a la crisis comienzan a regresar al MIA.

Así han vuelto Volaris, Air Europa, Swiss Air Lines, Virgin Atlantic y Copa Airlines con vuelos restringidos hasta ahora.

A ellas se unen otras 13 compañías: America Airlines, Delta Air Lines, Frontier Air Lines, United Airlines, LATAM Airlines, Aeromexico, British Airways, Caribbean Airlines, Eastern Airlines, Iberia, Lufthansa, TAP Air Portugal y Turkish Airlines que nunca dejaron de volar desde MIA para proveer transporte restringido durante la pandemia.

Southwest Airlines y JetBlue Airlines también volarán de la megaterminal de Miami.

Según Sola, el nuevo impulso en las operaciones se debe a que MIA fue el primer aeropuerto de EEUU que ofreció ayudas a las aerolíneas y a todas las compañías que operan en la terminal.

“Les hemos asistido económicamente para que pudieran mantener sus operaciones y en el momento adecuado, les fuera más fácil regresar a sus rutas”, subrayó.

El portafolio financiero de MIA les dispensó las finanzas necesarias para poder retrasar hasta el 31 de diciembre las obligaciones de pagos, que contraen las aerolíneas por operar en el aeropuerto.

“Las leyes federales nos impiden exonerarlas de pago. Lo que hicimos fue posponer el pago del alquiler durante seis meses. La deuda acumulada por la falta de pago, la deben devolver a lo largo del siguiente año”, sostuvo el gerente.

Por otra parte, las compañías que operan dentro de la terminal, las múltiples tiendas y restaurantes también han sido beneficiadas por las políticas de MIA. “A ellas les perdonamos todos los alquileres hasta el 31 de diciembre. Solo nos están pagando el 10% de su facturación. Así, no solamente les ayudamos a sobrevivir, sino también a que puedan desarrollar su negocio”, sostuvo Solas.

Puerta a Sudamérica

Uno de los mayores atractivos de negocio de MIA es que constituye la puerta a Sudamérica y el Caribe.

Aunque suene a frase hecha, la ubicación y las instalaciones logísticas existentes de MIA le hacen merecer el calificativo de ‘La Puerta al Caribe y Latinoamérica’. Casi el 80% de las exportaciones e importaciones entre EEUU y América Latina y el Caribe se manejó desde el MIA, donde radica un importante centro logístico internacional que distribuye 2.3 millones de toneladas de mercancías al año.

“Muchas aerolíneas nos escogen porque, además de manejar grandes volúmenes de pasajeros, somos el área de carga más grande de Florida. Por ejemplo, un vuelo de carga procedente de China puede traer mercancía dirigida a distintos países de la región, aquí se redistribuye y se envía a destino, en los respectivos aviones de pasajeros”, explicó el director de MIA.

De esta manera, “las compañías que vuelan a este aeropuerto, además de vender pasajes, hacen importantes negocios de carga en ambas direcciones. Un servicio que no es fácil ofrecer desde otros aeropuertos que no manejen nuestros volúmenes de mercancías”, añadió.

A pesar de la pandemia, los volúmenes de carga del MIA se han incrementado un 25%. “Creemos que será aún más vigoroso cuando comience la comercialización de la vacuna contra el COVID-19”, anticipó Sola, y recordó que MIA es el primer centro de carga especializado en productos farmacéuticos de los EEUU, certificado por la Asociación de Transportes Aéreo Internacional.

Pandemia: oportunidad

El pasado año la Comisión de Miami-Dade y el alcalde Carlos Giménez aprobaron un plan de expansión para el aeropuerto equivalente a cinco mil millones de dólares. “Todos estuvimos de acuerdo en que si queremos incrementar la capacidad competitiva del aeropuerto, debemos crecer tanto en volumen de carga como en número de pasajeros”, expuso.

Obviamente, la pandemia ha cambiado el orden de prioridad en el proyecto. No se ha desistido en el objetivo. Al contrario, se aprovecha el descenso de los vuelos para adelantar proyectos que en condiciones normales crearían dificultades operacionales a las aerolíneas.

“Vamos a construir un hotel, un estacionamiento adicional para 2.000 autos y ampliaremos las pistas. Al terminar las obras, habremos aumentado nuestra capacidad de viajeros de 55 millones a 60 millones al año”, subrayó.

Responsabilidad del líder

Según Sola, el aeropuerto se toma muy en serio la responsabilidad de ser el motor impulsor del condado Miami-Dade. “Hacemos todo lo posible para no perder dicha posición”. En un reciente estudio de la encuestadora PW Power, que estudia el nivel de satisfacción de los aeropuertos de EEUU y Canadá, MIA ocupó la segunda posición entre las megaterminales aéreas, solo precedido por el Aeropuerto Internacional de Phoenix.

“Venimos de ocupar el lugar once. Hemos trabajado mucho para mejorar la vivencia del pasajero que viene a MIA. Nuestro objetivo no es solamente trasladar pasajeros y carga, sino hacerlo de manera que todos se sientan confortables y seguros”, apostilló.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.93%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.79%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.99%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.29%
1110 votos

Las Más Leídas