MANAGUA.- Después de más de dos décadas de llamarse Movimiento Renovador Sandinista (MRS), disidente del régimen de su antiguo aliado Daniel Ortega, cambió de nombre este viernes, ahora se llama "Unión Democrática Renovadora" (UNAMOS).

El MRS se transformó en UNAMOS en el marco de una convención partidaria a la que 222 delegados asistieron de forma virtual debido a la pandemia. Más del 75% de los presentes votaron por el cambio de nombre, informó esa agrupación en una nota de prensa.

Te puede interesar

“Cambiamos porque Nicaragua ha cambiado, porque enfrentamos una dictadura feroz y porque la palabra ‘sandinista’ identifica solo a una parte de la población”, según dijo a The Associated Press Víctor Hugo Tinoco, exvicecanciller durante la primera dictadura sandinista que el actual dictador Daniel Ortega encabezó de 1985 a 1990.

Tinoco, de 68 años, admitió que no le fue fácil despojarse del adjetivo “sandinista” que mantuvo desde que formó parte de las guerrillas que derrocaron al dictador Anastasio Somoza en 1979. “Hay una cierta connotación sentimental, pero como seres humanos la razón se impuso y nos marcó el camino del cambio”, explicó.

El MRS fue fundado en 1995 por el exvicepresidente Sergio Ramírez Mercado (1985-1990) y exministros que habían sido parte del primer régimen sandinista. Rompieron con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en rechazo al liderazgo vertical y único de Ortega, quien volvió al poder en 2007 y tras dos reelecciones continuas aspira a un quinto mandato a partir de 2022.

El MRS es señalado de haber participado en los crímenes, confiscaciones y robo de propiedades a través de la Ley conocida como "La piñata", junto a Daniel Ortega, durante el primer régimen sandinista. Mansiones y propiedades quedaron en manos de altos dirigentes sandinistas. Nicaragua sigue pagando esas propiedades a los confiscados, a la fecha se ha pagado más 1.300 millones de dólares.

Además de Tinoco, la “vieja guardia” del MRS la forman los excomandantes sandinistas Luis Carrión, Dora María Téllez y Hugo Torres. Los cuatro anunciaron que el próximo año abandonarán sus puestos directivos en UNAMOS para “dar paso al relevo de los jóvenes”.

El MRS no tiene casilla para participar en las elecciones de noviembre próximo, pues fue proscrito en 2009 por el tribunal electoral. Sin embargo, forma parte de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, fundada por medio centenar de grupos políticos y cívicos en 2019.

Luis Carrión fue uno de “los nueve” comandantes del directorio sandinista y fue uno de los que dirigió los aparatos de la tenebrosa Seguridad del Estado, que gobernó Nicaragua con mano dura bajo la revolución.

Torres y Téllez, por su parte, dirigieron un sonado asalto armado a la sede del Palacio Nacional, donde sesionaba el Congreso en 1978, junto al “comandante Cero”, Edén Pastora, fallecido el año pasado. Ambos ocuparon altos cargos en el primer régimen y el Ejército sandinista.

Tras su salida del poder en 1990, el primer régimen sandinista aprobó una Ley de amnistía para no ser enjuiciados por los crímenes cometidos en los años 80. Pero los dirigentes del MRS no reconocen esos crímenes, pese a que organismos de derechos humanos han documentado casos de crímenes de lesa humanidad y desapariciones forzadas.

"Desprestigió"

Muchos disidentes acusan al régimen Ortega de haber “desprestigiado” al sandinismo, especialmente tras la violenta acción gubernamental contra manifestantes civiles en las protestas de 2018, que dejaron cientos de muertos y detenidos, y unos 100.000 exiliados según organismos internacionales.

Al rechazar lo que llamó “un fallido golpe de Estado”, el régimen de Ortega arremetió contra sus viejos camaradas del MRS, a quienes acusó de haber “instigado y organizado” la revuelta social, que policías y paramilitares sofocaron en las calles de Nicaragua.

“Cuando alguien oye hoy la palabra ‘sandinista’, lo que está oyendo son los crímenes cometidos por la dictadura de Daniel Ortega”, declaró Dora María Téllez en una entrevista de prensa el año pasado. Agregó que personalmente, la palabra “sandinista” a ella ya le “provoca repelo”.

Tinoco cree que el nuevo nombre UNAMOS les ayudará “a enviar el mensaje de que tenemos que unirnos todos, más allá de las diferencias políticas”, en momentos en que el término “sandinista” solamente “identifica a un sector de la población de Nicaragua, que es cada vez más reducido”, asegura Tinoco, aunque el cambio crea suspicacias debido a la alianza que hicieron con Daniel Ortega durante el 2001 a 2005.

FUENTE: Con información de AP/Redacción DLA

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.21%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.42%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.37%
20184 votos

Las Más Leídas