La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) lamentó la ausencia de una infraestructura y canales propios para que la Iglesia Católica cubana tenga una presencia social masiva en la Isla en un artículo a propósito del nombramiento del arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García Rodríguez, como cardenal.

Monseñor Juan de la Caridad, que la COCC describió como un "hombre sencillo, un sacerdote de pueblo", es también "un obispo de una Iglesia pequeña y pobre, que se abre camino a trancos, en medio de una realidad difícil en lo económico, político y religioso" según una publicación de Diario de Cuba.

Te puede interesar

En medio de esta realidad —añadió— "abundan los bloqueos en mentes, corazones, leyes y estilos de Gobierno, dentro y fuera de una isla que tiene vocación universal, y que hoy sigue buscando maneras de abrirse al mundo y cuyos ciudadanos siguen buscando cómo ser protagonistas de su propia vida personal, familiar y social, con unas cuotas de creatividad que desafían cualquier límite".

"En esta realidad la Iglesia en Cuba reúne en Misa dominical a menos del 3% de la población, aunque al menos la mitad se confiesa católico o simpatizante con lo católico", sostuvo.

"La Iglesia en Cuba no tiene colegios, universidades, periódicos, emisoras o centros asistenciales que le ayuden a tener una presencia social masiva. Sin embargo, anima cientos de pequeñas comunidades en casas de familia allí donde no hay templos, atiende a miles de niños y jóvenes en formas complementarias de educación o a miles de ancianos que necesitan compañía, alimentos y ropa", agregó.

"¿Qué significan esos pequeños esfuerzos ante tantas necesidades? ¿Qué significa la pequeña comunidad cristiana ante el avance masivo de religiones animistas basadas en el miedo, la desesperanza, el desarraigo y la fragilidad, también masivas?", cuestionó

Para los obispos cubanos, con el nombramiento de García Rodríguez como cardenal, el papa Francisco "ha dado testimonio de que para Dios y su Iglesia lo pequeño es importante, más aún, es esencial. Por eso escogió a aquella gente sencilla de Galilea, a aquella Virgen indefensa o a aquel Obispo que casi nunca reía en público y lo trajo al Vaticano desde 'el fin del mundo'".

Concluyeron agradeciendo el ordenamiento del arzobispo de La Habana: "¡Gracias Señor por la Iglesia que se afinca en la fuerza de lo pequeño! Y por el pequeño-gran Obispo Juan de la Caridad, que ahora ayudará a gobernarla en su dimensión más universal".

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas