MIAMI.- Omer Pardillo ha vivido tantas experiencias en la industria de la música que para él no resultaría descabellada la idea de escribir un libro, que bien podría titular Backstage o Tras bastidores.

Y aun así, tal vez, no alcanzaría a resumir esas vivencias, junto grandes estrellas, acumuladas a lo largo de 28 años, que sin dudas han sido inolvidables e “irrepetibles”.

Te puede interesar

Si hay algo de lo que el productor y empresario cubanoamericano entiende, es de asesorar y manejar a artistas. Y su gran escuela fue junto a Celia Cruz, con quien sostuvo una relación familiar, además de ser su mánager durante más de una década.

“He vivido muchos cambios en la industria, desde ver a grandes estrellas en conciertos, esas que se paraban solas en el escenario, hasta a las de hoy en día, que hacen un show espectacular en materia de luces y baile. Ha sido irrepetible, porque he vivido una etapa gloriosa de la música”, expresó Omer Pardillo, albacea del legado de Celia Cruz.

Para Pardillo, haber trabajado tan de cerca de la Reina de la Salsa significa una gran responsabilidad que, a su vez, le da la potestad de evaluar el proceder de las nuevas generaciones en la música.

“Para mí siempre habrá una comparación y, obviamente, cualquier otro artista con quien la compare siempre va a perder, en todos los planos. En el profesional, ella era muy puntual, no le gustaba que esperaran por ella. Y eso es muy difícil de encontrar. Yo cada día me desilusiono más del negocio, de ver como trabajan los artistas hoy en día”, comentó.

Y es que la verdadera grandeza de un artista está justamente en su humildad, una cualidad, al igual que el carisma, que Pardillo puede oler a distancia, pero no la halla en muchos.

“Hay momentos en los que me digo que voy a trabajar en otra cosa y voy a dejar esto, porque en realidad uno se cansa de ver a alguien que actúa con unos dones de una grandeza, que sin embargo, ni la tiene ni la va a tener. Cuando se tiene mi experiencia, uno se da cuenta cuando un artista va a llegar lejos o no, o cuando es momentáneo, de dos o tres temas y luego desaparecerá”, señaló.

Pardillo aprovechó para felicitar a Diario Las Américas, que celebra su 67 aniversario, por el apoyo que brinda a los artistas, tanto a los famosos como a los que se abren paso en el mundo de la música.

“Hacen un trabajo excelente, porque siempre tratan de sacarle al artista cosas que el lector quiere saber. He leído muchas entrevistas de ustedes y van más allá. Si Gilberto Santa Rosa está sacando un disco o promoviendo un concierto, no hablan solo del nuevo disco, sino que tratan de tocar la parte personal y sacar algo del artista que no haya dicho o que no se sepa. Y eso le da un twist (giro) diferente a sus entrevistas. Además, cubren a todos, desde los más famosos, hasta los que están surgiendo”, comentó.

También opinó sobre el espacio que reciben los artistas en la edición impresa del Diario y halagó el diseño de las páginas de la sección Vida & Artes.

"El layout (diseño) que ha mantenido el Diario, que es de periódico, de esa página grande, creo que es a lo que la gente está acostumbrada de toda la vida. Y a mí me gusta mucho la parte que ustedes tienen de arte, que es una página completa, porque da la información completa y dan ganas de leerla. Han sabido mantener ese estilo y lo hacen muy bien”, valoró.

Recordó que hace muchos años su abuelo estaba subscrito, en Nueva York, al mismo Diario al que hoy los artistas conceden entrevistas reveladoras.

“Él recibía el periódico desde Miami, y siempre decía que la postura del Diario en cuanto a la política era muy limpia y transparente”, dijo.

“En cuanto a entretenimiento, creo que la primera vez que Lucrecia habló con un medio sobre el cáncer que padeció fue con ustedes. Y para haberla llevado al punto de que hablara de eso, tuvieron que haber conducido la entrevista en un tono muy personal”, añadió.

Pardillo considera que, aunque hoy en día el estrellato suele ser más fugaz, es más fácil triunfar, porque las redes sociales han facilitado el camino. Pero también se prestan para caer en el efecto de la réplica.

“Triunfar hoy es súper fácil, porque antes un artista vendía un show a base de promoción en los medios tradicionales, o con un anuncio en la radio o en la televisión. En esa época, si un artista llevaba 70 mil fans a un estadio, eran fans de verdad. Hoy no, hoy los artistas tienen alcance global a través de las redes sociales, antes era por mercado. Además, hoy todo el mundo suena igual. Todos hacen las mismas coreografías, unos se copian de los otros”, expuso.

Tantas anécdotas y apreciaciones podrían ser recopiladas en un libro que revelaría el lado oscuro de la industria de la música, eso que sucede tras bambalinas o cuando se apagan los reflectores.

“La gente desconoce las realidades. Sería interesante escribir un libro que se llame Backstage, lo que pasa detrás del escenario. El fan ve al artista cantando y se imagina que todo es glamour, pero la realidad es muy diferente. La gente no sabe todo lo que se pasa para llegar a ser un artista muy famoso o todo lo que hay que pasar en esta carrera”, manifestó.

Además, asegura que del lado del mánager o publicista la historia tampoco es color de rosa.

“Es un negocio de mucha soledad, no hay lealtad. Los artistas cambian de mánager de un día para otro. Y si alguien les ofrece 10 dólares más, se van con otro promotor. No les importa que hayan trabajado con un promotor 10 años, antes de que fueran alguien. Cuando se hacen grandes, se olvidan de todos los que los ayudaron. Es el negocio más desleal que existe”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas