El comentario obligado de esta semana es la aprobación por el presidente Donald Trump de una orden ejecutiva contra la dictadura castro comunista de Maduro en Venezuela, a través de la aplicación del "bloqueo económico a los activos y bienes del régimen en los Estados Unidos, así como la prohibición de empresas o personas particulares de realizar operaciones financieras con la narco dictadura, excepto aquellas que tengan que ver con la ayuda humanitaria, adquisición de alimentos y medicinas". Esta medida afecta a los “bolichicos”, empresarios, testaferros del régimen, cuya fechorías y corruptela llegaron a su fin.

Con anterioridad la foto y antecedentes criminales de unos de los “capos” de la droga y del terrorismo internacional Tareck El Aissami, exvicepresidente y actual ministro del gabinete de Maduro, recorrió el mundo pues es solicitado y buscado por la DEA y la justicia de USA, por sus actividades con el narcotráfico y por ser un reconocido delincuente internacional.

Te puede interesar

Un país neutral como Suiza aprueba una lista de funcionarios superiores y de alta jerarquía dentro del régimen, sancionados por sus actividades ilícitas y violatorias de los derechos humanos. Un paso importante para que otros países de Europa inicien en “cadena” nuevas restricciones y limitaciones a la corrupción generalizada por el régimen dictador.

Más de 60 delegaciones de países que reconocen al gobierno constitucional del presidente interino Juan Guaidó se reunieron en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, convocada por el Grupo de Lima, precisamente en la ciudad de Lima, Perú, contando además con la presencia de representantes del Grupo Contacto de Europa, Australia y Japón, así como también del asesor de Seguridad Nacional, Jhon Bolton, en representación de Estados Unidos.

El diputado Julio Borges, representante del presidente Guaidó ante esta importante cumbre internacional, expresó que las sanciones impuestas por algunos países son “para que Maduro deje de asesinar a venezolanos, deje de destruir la economía, deje de creerse el dueño del país. Nosotros lo que queremos son elecciones libres, transición democrática, y por eso vamos a seguir luchando y lograr ese cambio en Venezuela”.

La contundencia de las recientes sanciones de los Estados Unidos, contra el narco dictador, es demoledora, y contumaz, representa el adelanto del “jaque mate” que está por culminarse para provocar su definitiva liquidación de la faz de la tierra cuya tragedia y mala experiencia, jamás debe repetirse en el mundo democrático y libre.

Existe una estrategia internacional bien concreta en sus términos y objetivos que se viene cumpliendo paso a paso con mucho éxito, a pesar de las falsas especulaciones y agresiones gratuitas de minúsculos grupos de inadaptados, sin embargo, el proceso está concebido como la poderosa herramienta demoledora del fracasado “socialismo del siglo XXI” y su fase de extinción en América Latina.

Debemos destacar que los enemigos tradicionales e históricos de este país, USA, como China comunista, Irán, Corea del Norte, Cuba y Rusia, entre otros, no han podido prevenir y contener el desarrollo de una certera estrategia, creada y estimulada por el apoyo de la comunidad internacional, en especial con los Estados Unidos y su actual administración del presidente Trump, en favor de la Venezuela democrática que representan Juan Guaidó y la AN legítima.

La reacción del dictador usurpador, al darle “la patada a la mesa de negociación”, ordenando a sus representantes no regresar al diálogo en Barbados con la delegación de la oposición democrática, promovido por el reinado de Noruega, es la más clara demostración de inestabilidad, de miedo e inseguridad, en la apertura de un posible acuerdo político que evite el seguro “baño de sangre” en nuestro país, deseos finales que ellos aspiran a cumplir. Quieren la guerra y no la paz.

Han fracasado en imponer sus propuestas inquisidoras para mantenerse en el poder porque lo han perdido todo, las calles y la opinión pública nacional e internacional, están cercados y bloqueados, solo sostenidos por el mal dinero obtenido por el “cartel de los soles”, los generales y civiles vinculados al lucrativo negocio del narcotráfico y de ventas de armas clandestinas a través de sus “perros de la guerra”, a grupos de bandoleros, delincuentes y de terroristas encubiertos en países de América Latina.

Debe quedar claro que no existe ninguna fisura, separación, o fractura entre el sólido equipo de asesores del presidente Trump y de su administración, con la actuación disciplinada, seria, responsable y patriota del presidente Guaidó. Es un equipo compacto, exitoso y promisor con el futuro corto e inmediato de la nueva Venezuela libre y democrática que todos vamos a construir con nuestros aportes y sacrificios a este histórico e inédito proceso de lucha por el cambio integral.

La mejor respuesta a las campañas de intrigas, chismes y mensaje negativos, dirigidos a tratar de dividir la unidad USA/Guaidó/AN, son las palabras finales del embajador John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump, quien expresó: “Como dijo Roosevelt: No es el crítico el que cuenta, el crédito pertenece al hombre que realmente está en la arena. Mas de 50 países se reunieron en Lima en reconocimiento al presidente interino Guaidó como el “hombre en la arena” del pueblo venezolano y como la voz unida por la libertad”.

Los tiempos por venir serán muy exigentes y dolorosos, posiblemente. El deslinde entre el pasado trágico y el futuro promisor está por darse y concretarse como un hecho definitivo de la historia. Ahora la patria adolorida y sacrificada exige de sus hijos la unidad de acción y de criterios para lograr todos juntos la derrota final de la dictadura cruel y despiadada, en sus últimos zarpazos de soberbia, locura y odio, la fiera herida es muy peligrosa, pero sus horas serán finales.

Fortalecer nuestra fe en Dios, nuestras convicciones religiosas, morales y éticas, como parte de la esperanza permanente que debemos aspirar y con mucha valentía alcanzar la victoria definitiva contra este “holocausto tropical” que estamos sufriendo en la actualidad en el país de todos.

Reitero mi confianza y esperanza en nuestro presidente Guaidó y la legítima AN, expresiones originales del pueblo venezolano. ¡Bendiciones al “hombre en la arena”! ¡Vamos bien!

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas