MANAGUA.- La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia exigió este viernes elecciones anticipadas al régimen de Nicaragua, tras reunirse con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

La Alianza, contraparte del régimen en las negociaciones para superar la crisis local, reclamó la "celebración de elecciones libres, transparentes y anticipadas", como "solución pacífica a la crisis" que ha dejado cientos de muertos desde el estallido social contra el dictador Daniel Ortega en abril de 2018.

Te puede interesar

Las elecciones generales están previstas para 2021, sin embargo, la desconfianza de una aparente mayoría de la población con el prégimen hace que la oposición vea urgente el cambio de Gobierno, ya que Ortega es señalado como responsable de la muerte, desaparición o encarcelamiento de cientos de nicaragüenses, y el exilio de decenas de miles en un año.

Tras la reunión del jueves en Washington, la Alianza dijo que comparte con Almagro la idea de que "son imprescindibles los avances en materia de reforma electoral", y que los mismos deben de nacer de las negociaciones entre el grupo opositor y el régimen, con el apoyo de la nunciatura católica en Nicaragua y la Secretaría General de la OEA.

También marcó como imprescindible "la liberación completa de todos los presos políticos y la recuperación de las libertades en el país".

"Nicaragua necesita democracia, reinstitucionalización, justicia y garantías para el retorno de los exiliados políticos, pilares insoslayables para que su pueblo pueda tener el futuro que merece", agregó la Alianza, citando el punto de vista de Almagro.

Las negociaciones, que se iniciaron el 27 de febrero pasado, están suspendidas oficialmente desde el 3 de abril, y una serie de reuniones para retomarlas fueron canceladas por la Alianza el 16 de mayo, cuando un custodio mató de un disparo a un "preso político" que debió ser liberado en marzo, conforme a los compromisos adquiridos por el Gobierno.

Esta mañana el régimen reiteró su posición de no permitir un adelanto de elecciones, y confirmó que realiza un proceso unilateral para superar la crisis en la que no incluye el cumplimiento de los compromisos firmados con la Alianza, únicos que reconoce la comunidad internacional.

La crisis de Nicaragua ha dejado al menos 325 muertos desde el estallido social del 18 de abril de 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha responsabilizado al Gobierno por la violencia. ONGs locales cuentan hasta 594. Ortega reconoce 199.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario