REDACCIÓN.- Mientras los activistas Tania de la Torre Montesinos y Leonardo Cancio, del municipio Manzanillo, eran procesados en un juicio amañado en la provincia oriental de Granma, el régimen cubano detuvo por segunda ocasión consecutiva este 8 de julio, a la opositora y exprisionera política del Grupo de los 75, Martha Beatriz Roque Cabello, así como a Lázara Ayllón Reyes, viuda de Félix Bonne Carcassés, también prisionero de conciencia durante la Primavera Negra del 2003, por intentar protestar ante las acusaciones contra estos dos miembros de la Red de Comunicadores Comunitarios.

Durante el primer arresto, las opositoras fueron conducidas a Bauta, Artemisa, donde las interrogaron tres oficiales del Departamento de Seguridad del Estado, DSE. En el segundo, fueron encerradas por tres horas dentro de un auto policial que permaneció, a pleno sol, en el parqueo de la Ciudad Deportiva.

Te puede interesar

Embed

Según describió la propia Martha Beatriz, estos patrulleros tienen colocado un plástico con el cual se divide los asientos traseros de los delanteros. El espacio es muy poco, lo que limita la capacidad de movimiento para la persona que se encuentre en la parte posterior. Dentro del vehículo no circulaba aire, a las mujeres se les hacía difícil respirar y la temperatura rondaba unos 34 o 36 grados.

A las detenidas les fue negada el agua, y si les permitieron salir al baño fue "porque amenazamos con hacer las necesidades dentro del vehículo", dijo la disidente. Los oficiales del DSE que las "atendían" se refugiaron dentro de una oficina y los policías que las custodiaban se resguardaron a la sombra de unos árboles. "Fue, sin dudas, una forma de tortura", denunció la opositora.

A propósito de estos incidentes, la connotada disidente le envío una carta al designado gobernante cubano que DIARIO LAS AMÉRICAS reproduce de manera íntegra.

A: Miguel Díaz-Canel Bermúdez

En los últimos tiempos usted ha estado mencionando, de forma constante, la necesidad de eliminar la chapucería. Le relato los hechos de una que ha sido bien grande:

1.- El pasado 11 de junio, dos mujeres policías, acudieron a la casa de Tania de la Torre Montecino (63 años), en Manzanillo, Granma; para citarla al día siguiente a la Unidad de la Policía del municipio. No llevaban documento alguno, lo que es violatorio de la Ley de Procedimiento Penal. Al decirle la demandada que no acudiría si no le entregaban una citación oficial, la respuesta fue: “Te vamos a conducir si no vas”. Lo que implica que las propias autoridades violan lo que está establecido en las leyes que hizo el gobierno. Léase una CHAPUCERÍA.

2.- Al día siguiente el 1er Tte. Diover Rosabal Torres, con chapilla 21268 le entregó a Tania, en la puerta de su casa, una citación escrita y con el correspondiente cuño, para el día 13 a las 8 de la mañana. También fue citado, en la misma localidad, Leonardo Cancio Santana (57 años). Durante la cita el 1er Tte Diover fue quien habló con ellos y les dijo que estaban acusados por el delito común de violación de domicilio, por la perjudicada Ileana Benítez del Toro, denuncia 6397/19, con residencia en Ave. 1ro de Mayo No.84 entre Batería y Gral. Benítez, producto de lo cual tenían decretado una prisión provisional, y procedió a modificar la medida por una fianza de 200 pesos (cup) cada uno. Ni Tania, ni Cancio, tienen antecedentes penales, no le dijeron que había testigos, ni elementos de prueba; pero ni siquiera le entregaron un número del expediente de instrucción de cargos, que les permitiera solicitar los servicios de un abogado. Todo lo anterior lo hizo la policía, solo por la palabra de la señora. Violación tras violación de lo legislado. Una CHAPUCERÍA.

3.- El martes 18 de junio, el oficial Diover volvió a la casa, a citarlos para el día siguiente, sin ningún documento, porque dijo que era continuación del proceso. Cuando se personaron, los atendió el Jefe de la Policía Municipal, quien les dijo que les iba a cambiar el juicio, por una multa de 2000 pesos (cup) a cada uno. Ellos se negaron porque no habían cometido delito alguno y les quedarían incluso antecedentes penales, entonces una persona vestida de civil, que estaba en la oficina que dijo ser oficial de menores, se dirigió a Tania y le planteó un nuevo invento: “Estás muy complicada porque la puerta te la abrió un niño”. Otra gran CHAPUCERÍA.

4.- El pasado jueves 4 de julio, se personó en la casa de Tania el oficial Diover para citar al esposo de ella, Dr. Santiago Emilio Márquez Frías, para que fuera a la unidad a recoger la multa de Leonardo Cancio Santana. Tanto Santiago como Leonardo fueron a la Unidad, y plantearon por qué devolvían la multa de Cancio y la de Tania no. Les explicaron que la Fiscal decía que él no había entrado a la casa, solo lo había hecho Tania. Los dos se fueron sin recoger el efectivo, pues Cancio consideró que ambos estaban en la acusación incierta que se había creado. Esta es ya la tercera versión de los hechos sin pruebas, preguntándose incluso cómo la Fiscal pudo determinar que fue Tania la que entró, si no estaba allí. ¿O acaso la acusadora cambió la declaración? Una nueva CHAPUCERÍA.

El objetivo de esta misiva abierta es que usted que se manifiesta en contra de la Chapucería, arregle esta cantidad de hechos ilegales, de la forma más urgente posible.

Martha Beatriz Roque Cabello

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas