Organizaciones de la Florida presentaron este martes una demanda contra la ley SB168, que fue recientemente aprobada en Tallahassee, cuya letra obliga a las policías locales a colaborar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduana de los EEUU (ICE) que puso fin a la política de "ciudades santuarios".

Te puede interesar

La demanda, interpuesta contra Ron DeSantis en calidad de gobernador de la Florida, fue anunciada en la sede de Florida Immigrant Coalition (FLIC), en Miami.

El pasado 2 de mayo los legisladores de la Florida aprobaron el proyecto de ley SB 168 y promulgaron la ley Capítulo 908 de los Estatutos de la Florida, firmado un mes más tarde por el gobernador DeSantis

La demanda trata de demostrar en sus 68 páginas por qué la aprobación de dicho dictamen es anticonstitucional. Los demandantes creen que la ley llevará irremediablemente al uso del perfil racial por parte de la policía, aumentará el riesgo de violencia doméstica y el tráfico humano.

Además el documento sostiene que la ley SB 168 intencionalmente regula temas concernientes al ámbito federal como los asuntos de Inmigración.

En el evento usó de la palabra Alana Greer, codirectora del Community Justice Proyect, para señalar que “la ley es inconstitucional porque niega el derecho al debido proceso y al amparo jurídico a los floridianos y viola la prevalencia de la Constitución. El SB 168 obliga a los policías del estado a convertirse en agentes de ICE sin autorización ni entrenamiento y en muchos casos sin deseo.”

Por su parte, Mich P. Gonzalez, abogada de la organización Southern Poverty Law Center, se refirió a los “recursos policiales y de gobiernos locales que se gastarán en pleitos y defensas por las demandas judiciales que provocará esta violación constitucional [surgida] como consecuencia de esta ley. La policía local debe concentrar sus esfuerzos en mantener nuestras comunidades seguras”.

Adonia Simpson, de America Inmigrant Justice, explicó que la ley hace a los emigrantes más vulnerables “porque cuando ellos son víctimas o testigos de algún delito tendrán temor de acudir a las autoridades, y está enviando el mensaje de que los inmigrantes no son bienvenidos”.

IMG_0253.jpg
Marleine Bastien directora de Family Action Network Movement, FANM.
Marleine Bastien directora de Family Action Network Movement, FANM.

El representante de la organización comunitaria WECOUNT, de Homestead, Jonathan Fried, indicó que esta “demanda es parte de una lucha contra leyes injustas”.

“Esta ley destruye la confianza entre la comunidad y la policía” sentenció Thomas Kennedy, director político de FLIC. Y agregó que “daña nuestra economía porque persigue a los miembros de la comunidad que trabajan más duro, y aterra a familias de inmigrantes que lo único que desean es vivir y aportar” al país.

Claudia Gonzalez, organizadora de The Farm Worker Association de Florida, se quejó de que “la ley hace a los campesinos mucho más vulnerables al no poder reclamar ningún derecho por el trabajo que realizan”.

Estuvo presente, además, la organización Family Action Network Movement, FANM, representada por su directora Marleine Bastien, quien dijo que “somos afortunados porque vivimos en un país de leyes. Y nosotros, el pueblo, tenemos el poder de cambiar las cosas”.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas