Embed

Familiares de altos mandos del régimen de Cuba, entre ellos, la primera dama Lis Cuesta Peraza, esposa del designado gobernante Miguel Díaz-Canel; y a Deborah Castro Espin, la hija mayor del jefe del partido comunista de Cuba, Raúl Castro, se han repartido el patrimonio cultural cubano para "decorar" sus lujosas residencias.

Las obras de arte que forman parte del patrimonio cultural de Cuba, permanecen bajo custodia del Estado en depositos creados para ese fin, pero a determinadas personas la cúpula de la dictadura cubana les han permitido llevarse ese patrimonio a sus casas supuestamente en "calidad de préstamo". De ese y otros temas conversamos en esta edición de su programa Juan Juan al medio.

Te puede interesar

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas