WASHINGTON — Las próximas elecciones primarias se realizan en Nevada, seguido de Carolina del Sur. Pero los demócratas que aspiran a la candidatura presidencial de su partido ya apuntan al premio mayor: el supermartes, cuando más de una docena de estados acuden a las urnas.

La senadora Elizabeth Warren realizará una asamblea el jueves por la noche en Arlington, Virginia, un suburbio de Washington. Al día siguiente, el senador Bernie Sanders realizará dos paradas en Carolina del Norte antes de viajar a Texas. Pete Buttigieg, exalcalde de South Bend, Indiana, tendrá actos de recaudación en fondos en San Francisco y Silicon Valley, California.

Te puede interesar

Los cuatro estados votan el 3 de marzo, junto con otros de Alabama a Colorado y Maine a Utah, pasando por Massachusetts y Vermont. Estarán en juego más de 1.300 de los delegados que elegirán al candidato presidencial en la Convención Nacional Demócrata, un tercio del total.

La campaña demócrata está en un punto de inflexión. Para Sanders y Buttigieg, que lideran la contienda después de Iowa y Nueva Hampshire, será una oportunidad de demostrar su popularidad nacional y atraer a concentraciones mayores de votantes no blancos. Para candidatos relegados como Warren, será la señal de que siguen en la contienda.

Para todos, será la oportunidad de demostrar que no cederán estos estados ricos en delegados al multimillonario Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York, que ha dedicado meses a hacer campaña por el supermartes, salteando los cuatro primeros estados. Estuvo en Tennessee el miércoles y recorre Texas y Carolina del Norte el jueves.

“En este ciclo no hay pronósticos posibles”, dijo el estratega demócrata tejano Colin Strother, que cree en las posibilidades de Bloomberg en su estado y más allá.

Hasta ahora no hay señales de que los precandidatos soslayan totalmente Nevada o Carolina del Sur. Todos irán a Nevada el fin de semana al comenzar la votación anticipada. Habrá asambleas demócratas el 22 de febrero.

Pero algunos transfieren sus recursos al buscar un difícil equilibrio entre prestar atención a los estados iniciales restantes y conservar fondos suficientes para mantenerse en carrera en las contiendas del mes próximo. Por ejemplo, Warren estará en Carolina del Sur el viernes, pero no tendrá publicidad televisiva en el estado después del fin de semana. Parte de esos fondos irán a Maine.

Bloomberg, que financia su propia campaña, no tiene ese problema. Salteó los primeros cuatro estados para librar una brutal ofensiva política a partir de entonces, con publicidad televisiva y la contratación de más de 2.100 empleados en 40 estados y territorios, incluso todos los que votan en el supermartes.

Además de los ya mencionados, participan en el supermartes Arkansas, Minnesota, Oklahoma y los demócratas que residen en el exterior.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opina sobre las costosas licencias operacionales ilegales que fueron otorgadas en la ciudad de Hialeah?

Buscaban suplantar la ausencia temporal de los permisos suspendidos por el Condado Miami-Dade
Constituyen una ilegalidad que debe ser investigada hasta las últimas consecuencias
ver resultados

Las Más Leídas