MOSCÚ — La compañía petrolera Rosneft, controlada por el estado ruso, anunció el sábado que está cesando sus operaciones en Venezuela, donde venderá sus activos. En un comunicado, Rosneft explicó que venderá sus negocios en la nación sudamericana a una compañía que es 100% propiedad del gobierno ruso.

Precisó que "llegó a un acuerdo con la compañía que es 100% propiedad del gobierno de la Federación Rusa, para vender todos sus intereses y cesar la participación en sus negocios en Venezuela, incluyendo las empresas conjuntas de Petromonagas, Petroperija, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como en las empresas de servicios de yacimientos petroleros, operaciones comerciales y de comercio".

Te puede interesar

La medida se anunció luego de que Estados Unidos ha estado presionando desde hace mucho a Rusia para que cese sus operaciones petroleras en Venezuela, pues han proporcionado un salvavidas al régimen del dictador venezolano, Nicolás Maduro, que cuenta con el respaldo de Moscú.

La petrolera Rosneft, encabezada por Igor Sechin, asociado de larga data del presidente ruso Vladimir Putin, dijo que su decisión significa que "todos los activos y operaciones comerciales de Rosneft en Venezuela y/o conectados con Venezuela serán enajenados, rescindidos o liquidados".

Algunos observadores percibieron la medida como un intento de Rusia de proteger a Rosneft de las nuevas rondas de sanciones de Estados Unidos, manteniendo al mismo tiempo su apoyo incondicional a Maduro.

La venta podría ayudar a proteger a Rosneft, el mayor productor de petróleo de Rusia, al entregar el control de las operaciones venezolanas a una subsidiaria de propiedad total del Estado ruso, que no responde a los inversores privados de la manera en que lo hace Rosneft.

La subsidiaria de Rosneft que vende crudo a los clientes europeos se vio afectada recientemente por las sanciones de Estados Unidos, y las autoridades norteamericanas han prometido mantener la presión para obligarla a detener las operaciones en Venezuela.

Las sanciones

Estados Unidos sancionó el pasado 12 de marzo a TNK Trading International (TTI), una empresa subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft, por hacer negocios con el la industria petrolera de Venezuela, en el marco de su ofensiva contra el régimen de Nicolás Maduro.

"TNK Trading International es otra subsidiaria de Rosneft que se dedica a la venta y al transporte del crudo venezolano, el cual es objeto de sanciones", ha explicado el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

Aunque formalmente se encuentra en la ciudad suiza de Ginebra, TTI "está implicada en el procesamiento, el transporte y el comercio de minerales raros, en particular de petróleo sin refinar y de productos derivados".

El Tesoro indicó que desde el 18 de febrero, cuando sancionó a la rama de Rosneft para los negocios de la petrolera rusa en el extranjero, los buques con crudo venezolano han sido traspasados a TTI para "eludir las sanciones estadounidenses".

Entre las dos empresas subsidiarias de Rosneft controlaron "un gran porcentaje de las exportaciones de petróleo de Venezuela en 2019". El pasado mes de enero, TTI compró casi 14 millones de barriles de crudo de la estatal venezolana PDVSA.

"La Administración Trump sigue decidida a atacar a quienes apoyen la explotación de los recursos petroleros de Venezuela por parte del régimen corrupto", dijo el 12 marzo el Departamento de Mnuchin.

FUENTE: Con información de AP y AFP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas