El desafío que el COVID-19 representa actualmente para la operación de una empresa implica ejecutar cambios estructurales con precisión, rapidez y manteniendo la distancia social, un proceso muy ligado con la tecnología y del cual, en muchos casos, depende la continuidad de muchas compañías.

Con la reactivación económica en la llamada "nueva normalidad", la cual sigue mayormente asociada al trabajo remoto, muchas empresas han tenido que aprender desde cero a operar sin contacto físico, aunque otras ya habían implementado esta práctica, pero eran las menos.

Te puede interesar

Desde antes de la pandemia, el llamado trabajo en casa o home office ya existía, sin embargo, los resultados de una encuesta publicada recientemente por la plataforma global de trabajo independiente Upwork Inc., se estima que como resultado del confinamiento que ha provocado el coronavirus, más del61% de los gerentes de contratación en EEUU estaría de acuerdo con la posibilidad de mantener jornadas remotas para sus empleados.

A finales de 2019, la firma de investigación ClearlyRated, realizó un sondeo sobre el tema en el que fueron encuestados 1.000 jefes de contratación en EEUU. luego, en abril de 2020, se compararon los resultados con una investigación que entrevistó a 500 gerentes de contratación.

De acuerdo con los resultados de abril, el 21.8% de los jefes aspiran a que en el término de cinco años, su fuerza laboral sea completamente remota, una cifra muy superior al 13.2% de los que pensaba de esa manera el año pasado.

En mayo último, Facebook anunció la reconfiguración permanente sus operaciones y, a la vuelta de diez años, casi la mitad de sus 45.00 empleados estarían trabajando íntegramente desde casa.

trabajo remoto dpa.jpeg
Una mujer trabajando desde casa, aislada de los ruidos externos.

Una mujer trabajando desde casa, aislada de los ruidos externos.

Ante este nuevo panorama condicionado por el aislamiento social impuesto por el COVID-19, es importante que las empresas se proyecten hacia nuevos esquemas de trabajo que les permitan mantener una operación óptima aún en la distancia, y en ese sentido, una herramienta que ha demostrado ser muy efectiva, independientemente del entorno en el que opere la empresa, es la nube.

La nube es más que un espacio de almacenamiento de información, es un aliado para hacer crecer a los negocios, ya que, entre sus funciones, abarca todos los aspectos fundamentales de su operación y además facilita la integración con otras tecnologías como bases de datos, compartir archivos, redes, apps, seguridad, sistemas de planificación empresarial, internet de las cosas, entre otras.

“El alcance de los servicios en la nube es prácticamente ilimitado, no se trata sólo de un sistema de almacenamiento de datos, es una solución de tecnología integral que comprende desde sistemas operativos, sincronización de datos en tiempo real, correo electrónico y muchos servicios más”, asegura Gustavo Parés, director general de NDS Cognitive Labs, una empresa mexicana especializada en desarrollo de soluciones basadas en Inteligencia Artificial (IA).

Sin embargo, un factor clave que deben considerar las empresas es la seguridad, que es tambmién uno de los principales miedos para migrar a la nube, por lo que NDS Cognitive Labs recomienda que antes de elegir proveedor, es conveniente revisar sus políticas de seguridad, así como las acciones que realiza para reducir riesgos. La información de una empresa es muy valiosa, por ello es recomendable que en todo momento se utilicen herramientas de administración de acceso, identificación de puntos susceptibles, así como de encriptación de archivos, lo que permitirá tener un mejor control.

La nube no es el futuro, es el presente

De acuerdo con el estudio 2020 Cloud Computing Study, de la empresa International Data Corporation (IDC), el 81% de las organizaciones consultadas tienen al menos una aplicación o una parte de su infraestructura informática en la nube, lo que significa un aumento del 73% en comparación con 2018.

Muchas empresas ya consideran fuertes inversiones para mejorar sus operaciones en la nube, ya que la mayoría afirmó en el mismo estudio que destinará alrededor del 32% de su presupuesto de operatividad para este fin. Y a pesar de que hay proveedores públicos, privados o incluso esquemas híbridos, las nubes públicas son las más solicitadas con el 55% de las empresas, sin embargo, 21% de las compañías afirmó tener más de un proveedor.

¿Cuáles son las ventajas de estar en la nube?

Ahorros en operación y mantenimiento. De acuerdo con un análisis realizado por IDC, las empresas que migraron a la nube reportaron ahorros en sus costos de operación de alrededor de 51%. Cabe destacar que algunos proveedores son gratuitos y los privados cuentan con diversos planes de contratación.

Pagar por lo que se usa. El costo se define según el uso que se le dé; incluso el uso de la nube puede activarse eventualmente y dejar de usarla cuando ya no se necesita para no generar costos innecesarios.

Es flexible. Ya sea pública o privada, la nube permite optimizar los servidores conforme las necesidades de la empresa aumenten o disminuyan.

Alta disponibilidad. Sin importar qué tan extraordinarias sean las circunstancias, permite que la información esté disponible en cualquier horario.

Agilidad. Permite a la empresa realizar cambios de infraestructura en poco tiempo y responder ante nuevos retos.

Eficiencia. Algunos proveedores ya cuentan con apps y servicios prefabricados pensados o adaptables para una gran variedad de empresas. Esto ayuda a las compañías a reducir los tiempos de implementación y ejecución haciéndolas más proactivas.

Según un estudio realizado por la Universidad de Chicago reseñado por la agencia de noticias Reuters, apenas el 37% de los empleos actuales podría "cubrirse" a distancia. Sin embargo, si las compañías se deciden a extender esta práctica, no solo tendría implicaciones económicas y demográficas, sino tecnológicas, y en ese entorno, la nube aparece como un muy buen aliado.

El trabajo remoto "tiene el potencial de reequilibrar las oportunidades económicas en EEUU”, dijo en declaraciones recientes a The Wall Street Journal Adam Ozimek, Jefe de Economía de Upwork.

FUENTE: Con información de NDS Cognitive Labs
 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.36%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.47%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.12%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.05%
1816 votos

Las Más Leídas