MIAMI.- La sucesión de tiroteos masivos y la consecuente muerte de cientos de personas han vuelto a poner en la palestra las matanzas ocurridas en los últimos tiempos en la Florida y senadores en Tallahassee vuelven a pedir más controles, como la derogación de una ley estatal que prohíbe a gobiernos condales y municipales acordar regulaciones propias que limiten las ventas y usos de las armas.

"Necesitamos derogar esa ley que fue promulgada en 1987 y se burla de la voluntad de la gente que quieren que sus funcionarios electos decreten leyes con sentido común sobre las armas en sus comunidades”, declaró la senadora demócrata Annette Taddeo, que representa al distrito 40, situado entre la carretera US-1 y Krome Avenue, en el suroeste de Miami-Dade.

Te puede interesar

Hace apenas un par de semanas un juez del circuito judicial de la Florida, en Tallahassee, falló en contra de esa ley estatal que penaliza a funcionarios electos de municipios y condados con 5.000 dólares de multa si implementan leyes más severas sobre el control de armas que las que promulga el estado.

De hecho, el congresista estatal demócrata Dan Daley, que representa el distrito 97, situado al oeste de Coral Springs, propone precisamente derogar la ley Florida Statue 790.33 que penaliza a gobiernos locales.

“Tras el tiroteo en la escuela secundaria Stoneman Douglas (14 de febrero de 2017), me uní a otros funcionarios electos para presentar una demanda que anularía esas disposiciones punitivas draconianas e inconstitucionales”, indicó el representante Daley.

“Esta ley, que es respaldada por la National Rifle Association (NRA), estaba mal cuando se aprobó en 1987 y hoy sigue estando mal. Es por eso que patrocino con orgullo esta propuesta junto a la senadora Taddeo”, puntualizó.

Por otra parte, la fiscal estatal Ashley Moody apeló la orden judicial que derogaría la ley y se apresta a defender la existencia de la misma con el argumento de que “una ley estatal sobre el control de armas no puede ser sobrepasada por otra local”, lo que en cierta medida coincide con la posición de NRA cuando dice que “el principio fundamental del derecho constitucional estadounidense plantea de que los gobiernos locales no tienen autoridad legal para desafiar la voluntad de su creador: el estado”.

Estadísticas

La posesión de armas de fuego en la Florida continúa aumentando, ya sea a través de la obtención de permisos y la compra en los más de 2.390 locales habilitados para la venta, así como la adquisición ilegal a través de varias vías.

Según las estadísticas publicadas por la organización internacional Gun Policy, cerca de 1,3 millones de personas en la Florida poseen algún tipo de arma de fuego con o sin permiso, lo que equivale al 6,5% de la población, estimada en 20,6 millones de residentes, según la última actualización del censo, el año pasado.

Los resultados revelados por las firmas encuestadoras varían según las circunstancias del momento. Por ejemplo, la afamada Gallup, que condujo hace algo más de un año una encuesta en todo el país, cuando no acontecía un tiroteo que ocupara las noticias en los periódicos, asegura que el 55% de la población favorece un control mayor.

Entre tanto, legisladores republicanos y demócratas continúan abogando por disminuir o aumentar indistintamente las regulaciones existentes, al mismo tiempo que los promotores de la National Rifle Association (NRA) apelan al derecho constitucional de portar armas, ante el creciente debate que cuestiona la vigencia de una legalidad que fue establecida en 1791.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas