LA HABANA - El rey Felipe VI cerró este jueves su visita a La Habana con una entrevista privada y por sorpresa con Raúl Castro, informó el diario español El País.

De acuerdo con el reporte, las autoridades cubanas pidieron a la delegación española el miércoles en la noche celebrar el encuentro, según explicó Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores en funciones de España.

Te puede interesar

Borrell calificó la invitación de Castro como un "gesto de amistad y deferencia", dado que Felipe VI y el general cubano se conocen personalmente, tras coincidir en la toma de posesión de varios mandatarios latinoamericanos años atrás, y a las que el actual monarca acudió cuando era príncipe, Publicó Diario de Cuba.

Aunque no han trascendido detalles del encuentro ni del tema de las conversaciones entre Castro y Felipe VI, para toda la prensa extranjera que atiende la visita de los reyes sobresalió que esta ocurriera de forma imprevista y fuera de programa.

No obstante, Borrell describió la reunión como una muestra de "aprecio y reconocimiento de la importancia de la visita" que permitirá, precisamente, "redondear" la institucionalización de las relaciones al máximo nivel.

El ministro en funciones y el embajador español en Cuba, Juan Fernández Trigo, acompañaron al Rey en ese encuentro en el que, según Borrell, se hablaría de todo y sin cortapisas, pero teniendo en cuenta que es un diálogo privado.

La invitación para la entrevista llegó después de que Felipe VI hiciera la noche del miércoles un llamado en favor de la democracia y del respeto de los derechos humanos durante una cena y en presencia de Miguel Díaz-Canel.

Tras recordar que los cambios no pueden imponerse desde fuera, en alusión a las presiones de Washington para forzar un cambio de régimen en La Habana, Felipe VI subrayó la necesidad de que las "instituciones representen toda la realidad diversa y plural" que hay en la sociedad y respeten los derechos de los ciudadanos, "entre ellos, la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación y reunión".

El rey puso como modelo la Constitución española de 1978 y añadió que los españoles han aprendido de la misma que "es en democracia como mejor se representan y se defienden los derechos humanos, la libertad y la dignidad de las personas y los intereses de nuestros ciudadanos".

Borrell reconoció que el discurso del rey era conocido por la parte cubana y fue objeto de una laboriosa gestación. "Abordó asuntos que pueden provocar problemas de una manera que no los provocó y dijo todo lo que tenía que decir de forma contundente y cordial", resumió.

Antes de salir hacia Santiago de Cuba, última etapa de su histórico viaje a Cuba, los reyes visitaron el Museo Nacional de Bellas Artes, donde se expone un autorretrato de Goya cedido durante un mes por el Museo del Prado de Madrid, y el Instituto de Inmunología Molecular cubano, dedicado a la investigación médica.

FUENTE: Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas