Once finales, proclamaba desde las conferencias virtuales Zinedine Zidane cuando al regreso de la pandemia se afrontó el maratónico final de liga de fútbol con impecable campaña merengue en la que solo el entonces Leganés del “Vasco” Aguirre logró arrebatarle un empate y evitar el “pleno” que pretendían los blancos.

La verdad, el Real Madrid alcanzó el objetivo con sus resultados, pero con nubarrones en su fútbol que coincidieron con los peores desde la casa blaugrana y de ahí la ecuación para celebrar el título doméstico. El Madrid, desde la cancha, no jugaba bien y se aferró al fútbol directo y sorpresivo que le permitía el resultado. Zidane, siempre mágico en las conferencias de prensa, hizo ver lo malo bueno y lo poco bueno muy bueno.

Te puede interesar

Pero no se podía reprochar nada a un técnico que en muy poco tiempo colecciona tres Champions y dos ligas que no son poca cosa a la luz estadística del fútbol, pero hasta la famosa gestión de vestuario de Zidane quedaba en entredicho cuando se revisaban las formaciones merengues y muy pocas veces se salía de su “guardia pretoriana” y del “circulo de los 14” en los que siempre confió. Y es válido, pero costoso a la hora de revisar balances.

El “gestor de vestuario” jamás pudo conciliar con Bale, James, Nacho, Jovic, Mariano, Brahim y Lucas Vásquez quien perdió afectos en esta última temporada. Su formación base más Asensio, Valverde y Mendy han sido siempre su clan particular. Areola, Militao, Rodrigo y Vinicius fueron sus comodines en una temporada en la que habría que reconocerle al entrenador francés un más variado libreto desde lo táctico. Para LaLiga alcanzó, pero las exigencias de Champions son otras y más ahora cuando el rival directo (que ya le había ganado la ida en el Bernabéu 1-2) se dio a la tarea de preparar el partido de vuelta con doble bloque de presión que le arrojó tempranos resultados.

Es fácil ahora apuntar a Varane, yo creo que Zidane tiene una alta cuota de responsabilidad por no tener un plan B ante la salida con presión alta del City. El francés no reaccionó y el equipo, obediente siguió jugando su libreto y cayó en la trampa del rival.

Zidane
El entrenador francés del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante el partido de fútbol contra el Rayo Vallecano, correspondiente a la jornada 35ª de Liga en Primera División, en el que su equipo cayó 1-0.

El entrenador francés del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante el partido de fútbol contra el Rayo Vallecano, correspondiente a la jornada 35ª de Liga en Primera División, en el que su equipo cayó 1-0.

Y siguió confiando en lo suyo, justificando en el campo la pobre presencia de Hazard que no alborota nada vestido de blanco y su campaña la despide con dolores en el operado tobillo, lesiones y un sólo gol en la temporada. Es tan pobre lo de Hazard que el muy cuestionado Jovic sumo tres goles, dos más que la contratación estrella del Madrid.

Courtois quien terminó por ser de lo mejor en el arco blanco y Benzema reivindicado con el fútbol y queriendo sumar dígitos quizá son los únicos salvados de una campaña en la que Valverde mereció muchos más minutos, pero quedó la sensación tras el parón de la pandemia de que Zidane regresó a los suyos y el uruguayo a tener los minutos residuales. Injusto para quien era el mejor jugador del medio campo.

Lo cierto es que la incomodidad con la que Zidane respondió en la última conferencia de prensa que “seguía siendo en entrenador del Madrid” y que él tomaba las decisiones, aleja al francés por primera vez de la autocrítica molesto por el resultado, la derrota y la incómoda pregunta sobre Vinicius que le cambio el rictus de su rostro.

Ahora será tiempo de renovaciones y retoques en una plantilla que debe pensar más en vender que en comprar y en la que el francés deberá reconciliarse con quienes se queden por que se envejecen sus consentidos.

ESCUCHA los mejores shows de deportes a través de UNANIMO Deportes Radio. DALE CLICK AQUÍ

Ramos es un señor líder, es el segundo goleador de la temporada, es un titán en el balón detenido en las dos áreas, pero a campo abierto y en uno a uno ya debe recurrir más a la experiencia que a la reacción. Él es un caudillo en la cancha, pero el calendario y Cronos a nadie han perdonado.

Ya son dos años dejando la Champions en octavos… Es cierto que en marzo del 2019 esa loza la cargó Solari ante el Ajax.

La competición fetiche del Madrid se volvió a ir y para más molestias en la “casa blanca” el muy cuestionado Barcelona se las arregló para pasar de zona y viajar a Lisboa construyendo sueños en su equipaje. El Barça tiene al mejor del mundo y de la historia, él solo resuelve en muchas ocasiones y esta vez lo ha hecho para abrir más la herida del Madrid.

Ante Europa como objetivo, la Liga se diluye y el estropicio de Manchester quizá obligue a decisiones más severas. Año difícil, pandemia, estrechez de ingresos, reconstrucción del estadio y sueldos por los cielos. Algunos deberían pagar los platos rotos.

Click aquí para acceder a más contenidos de UNANIMO Deportes

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.96%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.73%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.28%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.03%
2028 votos

Las Más Leídas